Entrevista: Francisco Valencia, presidente de Codevida, recibe Premio de Derechos Humanos de la Embajada de Canadá

(Caracas, 07.03.2018, CivilisDDHH). El presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) y fundador de Amigos Trasplantados de Venezuela, Francisco Valencia, recibe el Premio de Derechos Humanos en su 9na edición, otorgado por la Embajada de Canadá. Formar parte del movimiento que lucha por millones de venezolanos que dependen de medicamentos y tratamientos de alto costo para poder seguir viviendo, le ha valido a Francisco Valencia el reconocimiento y respaldo de las personas, familiares y profesionales de la medicina que son víctimas de violaciones sistemáticas y generalizadas del derecho a la salud en Venezuela.

¿Cómo comenzó su activismo, que lo llevó a eso?

En el año 2000 recibí un trasplante de órgano debido a una insuficiencia renal. Al poco tiempo de recibirlo surgieron dificultades para acceder a los medicamentos para evitar el rechazo del órgano y en algún momento un médico me dijo que teníamos que unirnos y crear una agrupación para poder exigir los derechos de las personas trasplantadas. Fue allí cuando en el año 2002, junto a un grupo de amigos trasplantados, formamos la organización Amigos Trasplantados de Venezuela (ATV) y desde ese entonces defendemos los derechos de las personas que viven en condiciones de salud crónicas.

¿A qué está dedicado Francisco actualmente?

Estoy dedicado 100% al activismo, a visibilizar la emergencia humanitaria que existe en Venezuela y a buscar los mecanismos para que a Venezuela llegue la ayuda humanitaria necesaria.

Desde Codevida ¿Cómo observan la situación de la salud en Venezuela?

Estamos viviendo uno de los momentos más difíciles en la historia de la salud y la nutrición en Venezuela. Es una situación devastadora para la cual nadie estaba preparado. En una situación así, hemos tenido que reforzar el trabajo de nosotros como defensores para poder exigir y visibilizar la realidad de lo que está sucediendo en Venezuela, convertida actualmente en una emergencia humanitaria sin precedentes.

¿Cómo calificarías la responsabilidad del gobierno en la emergencia humanitaria que está viviendo el país?

El gobierno es el principal responsable de esta emergencia humanitaria. Codevida ha venido denunciando desde el año 2013 la situación de deterioro sistemático en la que se encontraba el sistema sanitario. En el año 2015 se aceleró con más rapidez la escasez de medicamentos y, para el 2017, ya teníamos una situación gravísima de masivas proporciones que internacionalmente califica como una emergencia humanitaria. En este año 2018 la situación ya ha alcanzado extremas dimensiones, causando la muerte de miles de personas.

El gobierno ha optado como política de Estado negar cualquier situación de emergencia humanitaria e incluso negar la situación tan compleja que se está viviendo en los hospitales. Esta conducta de negación obviamente conlleva a que nunca pueda comenzar a trabajarse en las soluciones. El gobierno insiste en que tiene capacidad de respuesta, pero pasan los días y seguimos viendo consecuencias gravísimas para la salud de los venezolanos. Al Estado no parece interesarla la situación que están viviendo las personas por la falta de insumos y medicamentos.

Ustedes como Codevida ¿Cómo se organizan para ayudar a las personas que no tienen insumos y medicamentos?

Codevida ha tenido que reinventarse como coalición. Al principio era defender los derechos de las personas en condiciones de salud crónicas, pero tuvimos que convertirnos en una organización más amplia para atender la situación hospitalaria y las condiciones generales de la salud de los venezolanos. Codevida, junto a Acción Solidaria y sus organizaciones fundadoras aliadas, han creado programas de ayuda gratuita de medicamentos para todas las personas. Sabemos que esta no es la solución del problema, pero alivia a muchas personas que los reciben. Codevida ha pasado de ser una coalición que defiende los derechos de las personas en un número determinado de condiciones de salud, a abarcar el ámbito completo de la emergencia humanitaria en salud. Nos hemos tenido que multiplicar debido a la gravísima situación que estamos viviendo.

¿Cómo ven el panorama después de la sesión que tuvieron en la CIDH el pasado mes de febrero?

Consideramos que es importante ir a esos espacios para hablar sobre la situación que se vive en Venezuela y así lo hicimos en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH). No es la primera vez, es la tercera vez que acudimos como Codevida para conversar sobre la situación del derecho a la salud. La grata sorpresa es que esta vez hubo un mensaje claro por parte de los comisionados al gobierno nacional, exigiéndole una respuesta inmediata para implementar los mecanismos de cooperación internacional disponibles para detener el sufriendo de todas las personas con distintas condiciones de salud en Venezuela. Por otro lado, el gobierno venezolano quedó al descubierto, pareciendo que le importa más el tema de las sanciones que la salud de los venezolanos. Creo que fue una sesión muy positiva. Ha sido una de las mejores y es necesario seguir insistiendo. Esto no significa que el gobierno vaya acatar lo que se le ha pedido en la CIDH pero es un paso muy importante que suma al trabajo que hemos venido haciendo desde Codevida en el tema de los derechos humanos, especialmente en el tema del derecho a la salud y la vida de las personas.

Y Francisco Valencia ¿Cómo ve el panorama?

Lo veo difícil, complejo, retador, esto nos lleva a pensar que tenemos que reforzarnos continuamente; que debemos enviar un mensaje a toda la sociedad civil para que se involucre ante esta situación devastadora. Necesitamos más defensores y defensoras, necesitamos más personal médico como defensores, más enfermeras y enfermeros en la defensa del derecho a la salud, más trabajadores, trabajadoras y técnicos como personas defensoras, para poder documentar la magnitud del problema que se nos está presentando y poder tener un panorama claro del daño que se le está causando a la población.

Fuente: civilisac.org

Share
Share
Aumentar/Disminuir Fuente