Provea publicó su Informe Anual sobre la situación de los DDHH en Venezuela

En la 29ª edición del Informe Anual de Provea sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, correspondiente al período enero-diciembre de 2017, se registran los principales avances, retrocesos,obstáculos y amenazas para 14 derechos humanos en el país.

Durante 2017 Provea halló los peores indicadores en materia de derechos humanos desde 1989, fecha en que comenzamos la elaboración del Informe Anual. En Venezuela no hay formalmente un conflicto armado ni una guerra, pero hay tantas víctimas como si lo hubiera. La emergencia humanitaria compleja, la violencia
institucional y la inseguridad han convertido el derecho a la vida en el más violentado. Personas cuya salud se deteriora irreversiblemente por hambre y falta de medicamentos, por no recibir atención médica oportuna y adecuada, por la violencia institucional bajo la modalidad de ejecuciones policiales o militares, así como por el uso excesivo de la fuerza y muerte por la acción de la delincuencia. Se acentuó lo que ya desde hace dos años advertimos: con el gobierno de
Nicolás Maduro se vivía una situación de exclusión en lo social y exclusión en lo político, afianzando las desigualdades, aumentando la discriminación y reduciendo a su mínima expresión el derecho a la participación en los asuntos públicos.

Durante el período que abarca el informe 2017 la población venezolana continuó experimentando el deterioro de su calidad de vida, pero a su vez fue protagonista de la primera rebelión popular venezolana del siglo XXI. La respuesta de Nicolás Maduro fue asumir una actitud indolente ante el sufrimiento, ordenar a sus fuerzas militares y policiales recurrir al uso excesivo de la fuerza ante la protesta social, y afianzar su dictadura imponiendo por vía fraudulenta una
asamblea nacional constituyente que desconoce la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. El prólogo de este Informe Anual fue escrito por David Smilde, profesor de Sociología en la Universidad de Tulane, Estados Unidos, asociado a la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), una organización no gubernamental de DDHH.

Descargar informe aquí

 

Share
Share
Aumentar/Disminuir Fuente