Cecodap y el Observatorio Venezolano de Violencia presentaron el Informe “Somos Noticia” sobre muertes y otras formas de violencia contra niños, niñas y adolescentes

Este estudio documente la cifra de 10.499 datos sobre violencia contra niños, niñas y adolescentes. Es una cifra calculada a partir de dos tipos de fuentes: las noticias publicadas en medios impresos (registradas y procesadas en la base de datos de CECODAP) y los datos de fuentes oficiales recabados y analizados por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

El informe que hemos presentado describe y cuantifica distintos tipos de violencia de la que son víctimas los niños niñas y adolescentes (NNA): violencia estructural (4.852 NNA), la violencia por homicidios (1.134 NNA), los accidentes (1.206 NNA), la violencia en las familias (614 NNA), pero también registros sobre violencia institucional(349 NNA), el abuso sexual (341 NNA), la violencia autoinfligida (34 víctimas) y los hechos en los cuales los niños o adolescentes son sujetos activos de la violencia contra otras personas o de la violación de la normativa legal (1969 registros). Los datos reflejan que 4.852 situaciones de violencia estructural.

Entre ellas 3.405 pueden ser distinguidos como casos referidos a incumplimiento de derechos sociales y a la falta de políticas sociales básicas. Se incluyen casos que van desde las muertes de niños por desnutrición, o por insalubridad o falta de medicinas en los servicios sanitarios, niños intoxicados al comer basura, la imposibilidad de conseguir vacunas, casos de niños con enfermedades crónicas que no reciben tratamientos, entre otras incidencias que sólo pueden ser calificadas como violencia.

Asimismo 1.447 notas de prensa que refieren niños heridos por armas por armas de fuego, robos y extorsiones, secuestros, linchamientos, entre otros muchos casos en los que se testimonia una violencia que se muestra cotidiana y hasta se naturaliza. En relación con el homicidio los datos indican que 1.134 niños, niñas y adolescentes murieron en el año 2017 por homicidio, lo que representa una tasa de 99,7 adolescentes muertos por cada cien mil de su grupo de edad (2017). Estas estadísticas permiten analizar que, en el año 2017, cada día fueron asesinados tres niños y adolescentes en Venezuela; cada ocho horas un NNA murió en forma violenta.

Se trata de una violencia que no tiene límites, afecta a niños y niñas, en todas las edades y en todos sus entornos de vida (Familias, comunidades, escuelas). Como se aprecia, los datos indican que 76 niños de 0 a 4 años murieron asesinados, ni siquiera su corta edad o su condición de vulnerabilidad, detuvo la acción delictiva. La mortalidad violencia que involucra a NNA se concluye que: Cada semana fallecieron 1,5 menores de 4 años en manos de los delincuentes. Cada semana murieron 2,3 menores de 9 años por homicidio o resistencia a la autoridad.

Cada semana murieron 4,7 menores de 14 años por homicidio o resistencia a la autoridad. Cada semana murieron 21,8 menores de 17 años por homicidio o resistencia a la autoridad. En 2017 se contabilizan 339 notas que denuncian violencia por parte de funcionarios de los distintos cuerpos de seguridad del Estado contra NNA. La mayoría de esos hechos (109) se informan aseverando que ocurrieron enfrentamientos policiales (32%), con lo que se pretende justificar el abuso policial como “uso legítimo de la fuerza”. Las notas de prensa informan sobre el grave delito de ajusticiamiento de 56 adolescentes cometido por funcionarios policiales y militares.

 Por otra parte, se documentan casos de represión policial a niños, niñas y adolescentes que ejercían su derecho a manifestar, con la muerte de 23 niños y adolescentes, 32 casos que evidencian uso excesivo de la fuerza, 24 testigos de ajusticiamiento por parte de funcionarios, y 6 denuncias de abusos sexuales por parte de funcionarios policiales. Se documenta la participación de adolescentes en la comisión de distintos tipos de delitos. Un 39% de los delitos en los que adolescentes se ven involucrados son robos, homicidios (7%), enfrentamiento policial (6%), porte de armas y tráfico de sustancias ilícitas (5%), saqueos, fuga de centro de internamiento (3%), pertenencia a bandas (3%) y riñas o peleas ente liceístas (2%).

Desde CECODAP, el Observatorio Venezolano de Violencia y las organizaciones de derechos humanos de la niñez reiteramos al Estado venezolano la exigencia de aprobar una Política Nacional para la Protección Integral del derecho de todos los niños niñas y adolescentes a ser protegidos contra toda forma de violencia.

Somos-Noticia-2017_INFORME_FINAL-ilovepdf-compressed

 

Share
Share
Aumentar/Disminuir Fuente