Organizaciones sociales, intelectuales y políticos buscan acuerdo para el cambio democrático

Directores de las Academias nacionales, representantes de organizaciones sociales, así como dirigentes de partidos políticos se hicieron presentes en la segunda plenaria por el Acuerdo Nacional, que fue convocada para este miércoles 25 de octubre en la sala Simón Rodríguez del edificio administrativo de la Asamblea Nacional (AN), en Caracas.

En el encuentro, al que asistieron entre otras personalidades el padre Luis Ugalde, la historiadora Inés Quintero, numerosos activistas sociales así como directores de las academias nacionales, diputados de la Asamblea Nacional como Delsa SolórzanoJuan Guaidó y Miguel Pizarro, sirvió para generar un espacio de diálogo abierto.

Intelectualespolíticos y ciudadanos comunes hablaron sin tapujos sobre temas como la pluralidad, la inclusión, la estigmatización, la protesta pacífica, así como el diseño de una ruta que abone el camino al cambio político sin que la misma sea una ambición cortoplacista.

La actividad fue organizada por 14 organizaciones sociales bajo la convocatoria de Mariela Ramírez, de la ONG Dale Letra, quien abrió el encuentro destacando la importancia de una unidad que respete la diversidad, que ahonde en el diálogo y en el respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos. “Necesitamos detener el sufrimiento y la desesperanzacon un vigoroso movimiento social que aglutine a todas las fuerzas democráticas”, dijo.

No a la reforma de la Constitución Nacional

En esta reunión, los miembros de la Academia Venezolana de la Lengua, de la HistoriaMedicinaCiencias Políticas y SocialesCiencias FísicasMatemáticas y NaturalesCiencias EconómicasIngeniería y el Hábitat, presentaron un documento a la plenaria para proponer una agenda que permita una acción colectiva para rechazar la propuesta de Constitución que redacta la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

También plantea un plan de acción que impida la continuación en el poder del presidente Nicolás Maduro, más allá del10 de enero de 2019, fecha en la cual concluye el período constitucional para el cual fue elegido y juramentado.

Inés Quintero, directora de la Academia Nacional de Historia, señaló que las academias hacen suyo el clamor de la Nación. “Por lo tanto consideramos impostergable que desde las distintas instituciones y organizaciones democráticas hagamos un esfuerzo extraordinario que nos permita alcanzar el objetivo supremo de establecer un nuevo Gobiernorespetuoso del estado de derecho y de los derechos humanos, y representativo de todos los venezolanos, sin exclusiones”.

Protestas, inclusión y hambre

Este es el segundo encuentro que se realiza para hablar de acciones que contribuyan al cambio y agilicen una salida democrática a la crisis. La metodología de micrófono abierto sirvió para que las diferentes organizaciones sociales y ciudadanos pudieran sumar al debate general una diversidad de temas.

Eduardo Torres, del Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la UCV, señaló la importancia de trascender en el debate de votar o no y generar movilizaciones puntuales por el respeto a cada uno de los derechos violentados.

Marino Alvarado, de Provea, resaltó la importancia de que la Asamblea Nacional se convierta en un espacio legítimo de resistencia que abra sus puertas a todos los sectores del país, sin distingo. También destacó que la lucha debe librarse en dos ejes: la defensa de la Constitución de 1999 y lograr un cambio de gobierno.

Katiuska Camargo, del Laboratorio Ciudadano de No Violencia, habló sobre la necesidad de parar la estigmatización y la separación entre “escuálidos” y chavistas, así como trabajar en función de un cambio ciudadano que abra caminos a la inclusión.

El diputado Miguel Pizarro, del partido Primero Justicia, destacó retos importantes como la organización para la protesta, la generación de esperanza y la necesidad de fortalecer la organización popular.

Edison Arciniegas, de Ciudadanía en Acción, puso sobre el tapete las cifras de desnutrición y seguridad alimentaria para abrir el debate sobre cómo llevar una respuesta a esa población con hambre, que no entiende de movilizaciones porque sus necesidades son otras. Pidió a los diputados y actores políticos no banalizar el discurso en torno a la emergencia humanitaria o la ayuda humanitaria, pues lo que se dice descontextualiza la realidad.

Juan Carlos la Rosa, de Wainjirawa, habló sobre los pueblos indígenas y en especial sobre la lucha de los wayúu y de aquellos que hoy se movilizan contra la explotación minera, desmitificando la creencia de que el Gobierno ha favorecido a estos sectores. Abogó por la necesidad de construir relaciones de inclusión con sectores considerados minoritarios.

Carlos Walter, de la Alianza Venezolana por la Salud, tomó la palabra para señalar la necesidad de trascender la centralización y el espacio geográfico centralizado así como romper con el esquema de la protesta sectorial.

Encuentros como estos se seguirán realizando para sumar diferentes voces y percepciones, con el propósito de generar una agenda de acciones que permitan el cambio social y político, garantizando la participación de todos los sectores de la sociedad venezolana.

Leer más

Share
Share
Aumentar/Disminuir Fuente