Unión Afirmativa de Venezuela ante el 10 enero de 2019

La defensa de los derechos Humanos requiere de la existencia de una democracia plena que en Venezuela no existe.

La Carta Democrática Interamericana señala que son “elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al Estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos”.

El proceso electoral del pasado 20 de mayo en Venezuela no cumplió con los estándares internacionales para calificar como un proceso  justo y libre, tal como ha sido afirmado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y denunciado por diversas organizaciones de DDHH venezolanas.  Por lo tanto, la declaración de Nicolás Maduro como presidente electo y su juramentación como presidente de la Republica carecen de toda validez, legalidad y legitimidad.

Para Unión Afirmativa, la Asamblea Nacional es la única institución democrática electa y legitimada por la población venezolana  y está llamada a convocar a toda la sociedad para construir el camino de regreso a la democracia plena en el país.

En 2017, ante el inminente llamado e instalación de una Asamblea Nacional Constituyente como un mecanismo para debilitar y sabotear las funciones de la legítima Asamblea Nacional expresamos nuestro rechazo público a través de un comunicado, Unión Afirmativa de Venezuela rechaza llamado a una Asamblea Nacional Constituyente

En conjunto con el movimiento de derechos humanos en Venezuela hemos alertado y denunciado el debilitamiento institucional en nuestro país, así como las distintas violaciones a los derechos humanos en Venezuela.  Por lo tanto, exhortamos:

A las instituciones del Estado a respetar la Constitución de la República Bolivariana vigente y a emprender las acciones necesarias para garantizar la reinstitucionalización y el restablecimiento del orden democrático en Venezuela.

A la comunidad internacional a continuar en el acompañamiento que conduzca al restablecimiento del orden constitucional y reconstrucción del sistema democrático en Venezuela, que a su vez permita un proceso de renovación de las instituciones nacionales.

Cualquier acción para la solución del conflicto debe pasar por un llamado a un proceso de elección libre y transparente con observación internacional con todas las garantías necesarias para que los resultados de las mismas sean creíbles y cuenten con el apoyo y respeto de toda la ciudadanía nacional e internacional.

Unión Afirmativa de Venezuela permanece en el país documentando, denunciando y difundiendo la violación de derechos humanos, en particular, aquellos que afecten directa o indirectamente a las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex en Venezuela. Seguiremos participando en la reconstrucción de la democracia y trabajando por el respeto a los derechos humanos de todas las personas sin discriminación alguna.

Invitamos a todas las personas LGBTI a formar parte de este proceso de recuperación de la democracia en Venezuela, la cual es necesaria para el pleno disfrute de nuestros derechos humanos.

Acá pueden leer nuestro mas reciente informe Crisis politica en Venezuela y sus efectos en las personas LGBTI. 

Fuente: unionafirmativa.org.ve

Share
Share
Aumentar/Disminuir Fuente