La agenda internacional en el futuro de Venezuela: ¿Qué pasará en las Naciones Unidas?

1 de noviembre de 2019.-La sociedad civil venezolana y las organizaciones de derechos humanos han sido enfáticas en la lucha por evidenciar, a través de las distintas denuncias y la documentación de casos, la crisis multidimensional que hoy existe en Venezuela, que se traduce en la violación de derechos y que involucran distintos marcos normativos que componen el Derecho Internacional.

En este sentido, el aumento progresivo de la crisis política, económica, social y humanitaria ha marcado de forma directa e indirecta el socavamiento de las normas de Derecho Internacional Humanitario, Derecho Internacional de los Refugiados, Derecho Penal Internacional y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Como consecuencia de lo anterior, la aguda crisis de Venezuela ha sido parte de la agenda de la Organización de las Naciones Unidas durante el año 2019, y asimismo se avecina desde ya una agenda de trabajo importante durante el año 2020.

El informe que le habló al mundo sobre lo que pasa en Venezuela.

Desde el año 2018 Venezuela ha estado en la palestra del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, con las importantes denuncias de violación de Derechos Humanos, que presentó Ra’ad Zeid al-Hussein durante su gestión y que el Centro de Justicia y Paz (Cepaz) documentó en su momento[1]. Esto representa un antecedente fundamental para toda la agenda internacional del año 2019 y lo que se viene para el 2020.

En ese entonces, el Alto Comisionado, actuando sin el mandato del Consejo de Derechos Humanos, denunció la fuerte represión en contra de la disidencia política del gobierno y desde entonces ponía en relieve la crisis económica y humanitaria por la que atraviesa el país.

En este sentido, el último semestre del año 2018 asume el cargo como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet, con un histórico informe del anterior Alto Comisionado, y con un clima de gran inestabilidad política y económica en Venezuela y de violaciones graves a los derechos humanos.

Con el continuado trabajo de la sociedad civil venezolana y las organizaciones de derechos humanos por documentar y visibilizar el deterioro de las libertades fundamentales de los venezolanos, además del importante monitoreo que llevó a cabo el Alto Comisionado desde el año 2018, con fuerte denuncias sobre la crisis en Venezuela, es sin duda lo que dio cimiento a la importante resolución del 28 de septiembre de 2018 del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en la que se ordena a la Alta Comisionada a presentar un exhaustivo informe sobre la crisis multidimensional que existe en Venezuela.

La Resolución del 28 de septiembre de 2018 es considerada por Cepaz como histórica, ya que representa la respuesta contundente de los organismos técnicos del reconocimiento de la situación crítica en Venezuela, y el respaldo para conseguir la protección de los derechos humanos de los venezolanos.

En este orden de ideas, cumpliendo con el mandato de la Resolución, del 19 al 21 de junio de 2019 reciben en Venezuela a la Alta Comisionada Michelle Bachelet[2], y de esta visita, el 4 de julio se presenta un informe con detalle de las vulneraciones de los derechos humanos de los venezolanos, entre los cuales destacan: los derechos económicos y sociales, el derecho a la alimentación, el derecho a la salud, los derechos civiles y políticos y el acceso efectivo a la justicia y a una reparación adecuada, asimismo instó al gobierno a tomar medidas para detener y remediar estas graves violaciones.

¿Cooperación del gobierno de Nicolás Maduro?

Como consecuencia de la presión y exigencias generada por el seguimiento del Consejo de Derechos Humanos y la Oficina de la Alta Comisionada, durante el mes de septiembre de 2019 la respuesta a la crisis de Venezuela toma un importante curso, así pues, el 20 de septiembre se firma finalmente el Memorando de Entendimiento entre la Alta Comisionada y el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, el cual contiene compromisos específicos que el gobierno debe cumplir y que gracias a esta firma ahora constan en un documento formal y permiten que sea evaluada y evidenciada la real voluntad de cooperación del Gobierno de Maduro con este mecanismo.

La importancia de la firma de este documento fue expuesta por Cepaz ante el Consejo de Derechos Humanos en el mes de julio[3]. Esta firma de acuerdos establece una ruta de cooperación y asistencia técnica basada en la presencia en el país de dos oficiales de derechos humanos de la ONU y a futuro del establecimiento de una oficina del Alto Comisionado, que permita entonces el fortalecimiento de los mecanismos de protección y promoción de los derechos humanos en Venezuela, entre los cuales se encuentra la consolidación del sistema nacional de protección de los derechos humanos con la garantía de acceso a la justicia.

Con el mismo propósito de mostrar una supuesta voluntad de cooperación, y de esta manera evitar que se concretaran los esfuerzos del Grupo de Lima y otros países, quienes promovían una resolución enfocada en dar respuesta a las graves violaciones a los derechos humanos, el Gobierno de Nicolás Maduro, junto a Irán y otros países, propuso la Resolución sobre Cooperación Internacional.

Esta resolución fue aprobada el 26 de septiembre e insta al gobierno a prestar todas las herramientas para el cumplimiento de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos, y asimismo solicita a la Alta Comisionada que presente ante el Consejo la información actualizada para final del 2019, sobre la situación de Derechos Humanos en Venezuela, en razón del marco de cooperación acordado con el gobierno.

Así pues, tanto el Memorando de Entendimiento como la Resolución aprobada obligan al gobierno de Nicolás Maduro a cooperar con los mecanismos internacionales de protección de los derechos humanos.

Misión de determinación de los hechos: Una victoria para las víctimas

A pesar de los esfuerzos hechos por el gobierno venezolano, en el intento de frenar el auge de la presión internacional y la activación de los mecanismos de investigación establecidos por la Organización de las Naciones Unidas, promoviendo una cooperación internacional poco creíble a través del Memorando de Entendimiento y la resolución de cooperación, que no fueron más que un intento para confundir y manipular a la comunidad internacional, un grupo de países comprometidos dio un paso firme que ocasionó una respuesta internacional coherente a las graves denuncias presentadas en el informe de la Oficina de la Alta Comisionada.

Desde el mes de julio, con la publicación exhaustiva que demuestra la violación reiterada de los derechos humanos en Venezuela, las organizaciones de la sociedad civil, nacionales e internacionales, insistimos fuertemente en la necesidad de tomar acciones más contundentes en contra del gobierno de facto, y se constituyera un mecanismo independiente de investigación[4], que diera una respuesta coherente y apropiada a la magnitud y profundidad de las violaciones planteadas en dicho informe.

Gracias a este profundo trabajo de las organizaciones y a la convicción de los países democráticos y comprometidos, el 27 de septiembre de 2019, el Consejo de Derechos Humanos, con 19 votos a favor, siete en contra y 21 abstenciones, aprueba la resolución que decide establecer, por un periodo de un año, una misión internacional independiente de determinación de los hechos.

El mandato de la misión de determinación de los hechos para Venezuela tiene como objetivo investigar las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias, las torturas y los tratos crueles o degradantes ocurridos desde el año 2014 en Venezuela.

Esta resolución marca un precedente fundamental, toda vez que se trata de la activación de los mecanismos de investigación de la Organización de las Naciones Unidas cuya finalidad es el fortalecimiento de los derechos humanos y que además permite visibilizar la crítica situación que se vive en Venezuela al respecto.

Por último, y muy importante, la resolución abre las puertas a la apertura de nuevos procedimientos, como lo es la Comisión de Investigación en caso de que el Gobierno no coopere y tome las medidas de protección de los derechos humanos de los venezolanos.

2020, un año fundamental para la agenda de trabajo en la ONU

La resolución del 27 de septiembre de 2019, mediante la cual se decide adoptar la misión internacional de determinación de los hechos, marca un hito para la dinámica agenda internacional del año 2020, ya que ésta otorga un nuevo mandato a la Alta Comisionada, por lo que para el año siguiente se espera:

  • Para el periodo de sesión 43º y 45º se presentarán actualizaciones verbales del caso Venezuela.
  • Para junio 2020 en el periodo de sesión 44º deberá ser presentado por la Alta Comisionada el informe escrito con el detalle sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, específicamente con enfoque sobre la independencia del sistema judicial y acceso a la justicia, para obtener las reparación por las violaciones de los derechos económicos y sociales, y la situación de los derechos humanos en la región del Arco Minero del Orinoco.
  • Para el mes de septiembre en la sesión 45, la Misión de Determinación de los hechos, presentará su informe final al Consejo.
  • Durante un periodo de dos años está prevista la visita a Venezuela de 10 procedimientos especiales de Naciones Unidas.

Reflexiones finales

  • Desde al año 2017 se vienen gestando importantes acciones a nivel internacional, a través del trabajo de los líderes democráticos del país, la presión internacional y el trabajo de la sociedad civil y las organizaciones de derechos humanos.
  • El mandato del 28 de septiembre de 2018 fue un hito fundamental, ya que origina la visita de la Alta Comisionada y su posterior informe, así como, el Memorando de Entendimiento, la Resolución de Cooperación y la Resolución que establece la Misión de Determinación de los Hechos para Venezuela.
  • Aunque sabemos que la cooperación del Gobierno no es creíble, vemos la efectividad de la presión internacional y el trabajo de las organizaciones de derechos humanos, al lograr la firma del memorando de entendimiento y la propuesta de la resolución de cooperación internacional.
  • La misión internacional independiente de determinación de los hechos es una decisión histórica para Venezuela, y representa el reconocimiento de la ONU de la situación crítica que sufren los venezolanos.
  • A pesar del poder no coercitivo del Derecho Internacional, hoy contamos con acuerdos suscritos por el gobierno que lo compromete a mantener en el país a los funcionarios de la Organización y asimismo prestarle la colaboración necesaria, en este sentido es evidente la importante contribución que todo esto representa en el aumento de la presión internacional y el desprestigio que tiene hoy el gobierno de facto de Nicolás Maduro.
  • El panorama internacional que hoy se presenta deja abierta una gran oportunidad para continuar con esta agenda, proseguir la documentación de la violación de los derechos humanos por parte de la sociedad civil, el liderazgo democrático y las organizaciones de derechos humanos.
  • Desde Cepaz hacemos un llamado a seguir trabajando para apropiarnos de estos mecanismos y que la comunidad internacional siga acompañando la victoria para las víctimas.

[1] Violaciones de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela: una espiral descendente que no parece tener fin: https://cepaz.org/noticias/violaciones-de-los-derechos-humanos-en-la-republica-bolivariana-de-venezuela-una-espiral-descendente-que-no-parece-tener-fin/

[2] Efectos de la visita de la Alta Comisionada a Venezuela: https://cepaz.org/articulos/efectos-de-la-visita-de-la-alta-comisionada-a-venezuela/

[3] Declaración de Beatriz Borges, directora ejecutiva del Centro de Justicia y Paz (Cepaz) conjuntamente con Aula Abierta en el Diálogo Interactivo de la 41a Sesión del Consejo de Derechos Humanos: https://cepaz.org/noticias/declaracion-de-beatriz-borges-directora-ejecutiva-del-centro-de-justicia-y-paz-cepaz-conjuntamente-con-aula-abierta-en-el-dialogo-interactivo-de-la-41a-sesion-del-consejo-de-derechos-humanos/

[4]¿Por qué es necesario crear una comisión de investigación de la ONU sobre Venezuela?  https://cepaz.org/noticias/por-que-es-necesario-crear-una-comision-de-investigacion-de-la-onu-sobre-venezuela/

Share
Share
Aumentar/Disminuir Fuente