Foro: Estado Laico en Venezuela. #20Abr

El Movimiento SOMOS y el Observatorio de DDHH de la ULA invitan a participar este 20 de abril en el Foro: Estado Laico, derechos humanos y matrimonio igualitario, un espacio para la difusión de valores fundamentales para la institucionalidad en Venezuela frente a los riesgos que representan dogmas políticos y religiosos en la vida pública y su impacto en los derechos de millones de ciudadanos, especialmente en grupos vulnerables como mujeres, niños y LGBTI.
Contaremos con la ponencia principal del investigador académico Luis Alfonso Viloria; y con un valioso panel de especialistas conformado por Mayda Hočevar, directora del Observatorio de DDHH de la Universidad de los Andes; Yolima Arellano, coordinadora del Observatorio de DDHH de las Mujeres y Sarita Montiel, presidenta del Observatorio Penal Mérida – OPEM
El espacio espera promover un debate respetuoso y despolarizado, nutrido de distintos enfoques, sobre la importancia de la laicidad y secularización del Poder Público venezolano como garantía para una democracia donde la dignidad humana y la inclusión sea prioritarias.
El encuentro se realizará este 20 de abril a las 2:30 PM en los espacios de Ciudad Coworking, en el Centro Empresarial La Colmena, piso 3. En este mapita sabrás cómo llegar http://ow.ly/FIV830aXiot. La entrada es libre, pero los cupos son limitados, por tanto pedimos confirmar asistencia a través del correo somos.mov@gmail.com.
Enfermo

19 muertes de hemofílicos desde 2016 por falta de fármacos

Denuncian que el racionamiento del tratamiento comenzó a generar lesiones que incapacitan a los pacientes y que tenían dos generaciones que no se veían

Archivo / Imagen Referencial

En Venezuela hay 4.616 personas con enfermedades hemorrágicas congénitas o coagulopatías, de las cuales 2.141 padecen hemofilia

Por ISAYEN HERRERA | IHERRERA@EL-NACIONAL.COM
En el Día de la Hemofilia a estos pacientes solo les quedó admitir que están de luto por 19 muertes desde 2016 y concienciar para que se abastezca a la Farmacia de Alto Costo de los factores 7, 8 y 9 para permitir la coagulación de la sangre.

La hemofilia es un trastorno hemorrágico que ocasiona que la sangre tarde en coagular. La persona tiene mayores probabilidades de sufrir un exceso de sangrado si les faltan los factores VII, VIII o IX.

Desde hace al menos cuatro años hay problemas con la entrega de estos factores, pero desde 2016 los activistas y personas afectadas denuncian que las políticas de racionamiento que estableció el Instituto Venezolano para Seguros Sociales hicieron que solo pudieran ser atendidos cuando tienen una crisis de sangrado que los descompensa y ya no pueden prevenirlas.

Desde hace dos años no se importa el factor VII que es el que tiene menos incidencia en la población, pero el único que es capaz de controlar el sangrado en estas personas. Desde hace un mes desapareció por completo de la Farmacia de Alto Costo del Seguro Social el factor IX, que forma parte del tratamiento de la hemofilia B y que padecen 556 personas en el país.

Aún se puede encontrar el factor VIII  para tratar la hemofilia A que padecen 2.141 personas censadas, pero se entregan las dosis solo cuando el paciente está en estado crítico y de forma racionada.

Antonia Luque, presidenta de la Asociación Venezolana para la Hemofilia, explica que la escasez y la política de racionamiento que eliminó el tratamiento profiláctico que se les suministraba 3 veces a la semana a estas personas para evitar complicaciones, ocasionó que  seis de las víctimas  que murieron fueran niños que no tuvieron el factor 7 para poder coagular su sangre. Otros cuatro son adultos que resultaron heridos en asaltos y por su condición y falta de tratamiento profiláctico no se pudo evitar que se desangraran, y otros tres usaron analgésicos para apaciguar los dolores que les produce estar sin los factores y eso les produjo sangramientos gastrointestinales.

Esta población de pacientes también comenzó a tener complicaciones. Luque señala que están presentándose casos de hemartrosis en articulaciones, el cual se desarrolla cuando el sangrado ocasiona hinchazón dentro o alrededor de la articulación y ha hecho que los pacientes pierdan movilidad en las piernas y en los brazos. También se están presentando pseudotumores hemofílicos, que ocurre cuando se origina un hematoma encapsulado que aumenta de volumen de forma progresiva por episodios de hemorragia recurrentes.

“Teníamos dos generaciones que no tenían esas lesiones y ahora volvieron por la escasez y la política de racionamiento para tratar a las personas hemofílicas”, denuncia Luque.

La Asociación Venezolana de Hemofilia denuncia que hay 4.616 personas con problemas hematológicos que también dependen de estos tratamientos.

DATO

En Venezuela hay 4.616 personas con enfermedades hemorrágicas congénitas o coagulopatías, de las cuales 2.141 padecen hemofilia A; 556 tienen hemofilia B; 933 presentan enfermedad de von Willebrand, y 986 sufren otras patologías.

NP/ CONTROL CIUDADANO: El Estado está permitiendo la actuación de colectivos armados

Caracas, 18 de abril de 2017

 La ONG Control Ciudadano después de analizar los patrones de conducta de los colectivos armados, en varias regiones del país, pero especialmente en el área metropolitana de Caracas, ha logrado identificar una serie de características en su funcionamiento, que permiten revelar la permisividad del Estado frente a sus actuaciones.

Rocio San Miguel, Presidente de Control Ciudadano, ha señalado: “Después de cotejar testimonios, analizar patrones de conducta, revisar fotografías y videos de la actuación de los llamados colectivos armados, son tan evidentes los modos de actuación,  que está claro que el Estado, está permitiendo la actuación de estos grupos criminales”.

“El Ministerio Público está en la obligación de abrir una investigación que permita desarticular el accionar delictivo de los colectivos armados, que vienen operando de manera permanente en áreas específicas de la ciudad de Caracas, por ejemplo a escasos metros de la propia sede de la Fiscalía, en plena avenida Baralt”, agregó.

Preocupa a Control Ciudadano también, que habiéndose exhibido por parte de algunos colectivos, armas de guerra de manera pública y comunicacional, la Fuerza Armada Nacional no haya adelantado operaciones para desarticularlos. En la Parroquia 23 de enero, al oeste de la ciudad de Caracas, al lado de la sede de la Milicia Nacional Bolivariana y del propio Cuartel de la Montaña, tienen su sede varios de estos colectivos armados.

“Permitir, amparar, propiciar las actividades de colectivos armados es delito, y esto viene ocurriendo de manera continuada, bajo la mirada complaciente de órganos de Estado que tienen el deber legal de actuar”, considera San Miguel.

Control Ciudadano ha venido advirtiendo que la permisividad de la Fuerza Armada Nacional  frente a la actuación de colectivos armados, está mutando claramente hacia actos de “cooperación”, como ha sido documentado por los ciudadanos y medios de comunicación recientemente. La Fuerza Armada Nacional tiene atribuido constitucionalmente el control de las armas de la República (Artículo 324 de la Constitución), por tanto tiene la obligación de desarmar a los colectivos armados.

Entre los patrones de Conducta que ha precisado Control Ciudadano se encuentran:

  1. Los colectivos armados son formaciones ilegales que apoyan al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. Actúan coordinadamente bajo mandos jerárquicos que imparten y cumplen instrucciones.
  2. Utilizan métodos y medios violentos para atacar y dispersar manifestaciones de la oposición, vigilar comunidades, extorsionar pequeños comerciantes, agredir periodistas y líderes opositores.
  3. Se desplazan en motos, en algunos casos van encapuchados, utilizan armas abiertamente y declaran consignas en favor de la llamada “revolución bolivariana”.
  4. Evitan ser identificados y amenazan a quienes los denuncien.
  5. Están entrenados para causar daños a la integridad personal de quienes protestan.
  6. Actúan como provocadores en manifestaciones y protestas, para generar la actuación de la Guardia Nacional Bolivariana, que sólo arresta a los manifestantes y nunca a los colectivos armados. También actúan como infiltrados para convertir las protestas pacíficas en violentas.
  7. Seleccionan infraestructuras gubernamentales para quemarlas y destruirlas con la actuación de encapuchados. Dichos ataques son grabados y exhibidos por el gobierno como ataques de la oposición.
  8. Controlan supermercados, panaderías, escuelas y hospitales. En muchos casos deciden quienes en las comunidades reciben bolsas de alimentos u otros beneficios gubernamentales.
  9. Utilizan el terror como método de actuación. En las comunidades donde operan, cobran vacuna e imparten castigos.
  10. Se movilizan a sus anchas en la seguridad de no ser capturados y procesados legalmente por sus delitos.

Finalmente, Control Ciudadano hace un llamado a los poderes públicos nacionales en el deber constitucional que tienen de garantizar la vida e integridad de las personas, brindar seguridad a sus ciudadanos y conservar la paz de la República.

 

Rocío San Miguel

Presidente

Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional

 

Prensa Control Ciudadano.

Síguenos por @ovesede

www.controlciudadano.org

Golpes contra la democracia en Venezuela

Oscar Murillo | Las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia venezolano, arrebatando las funciones a la Asamblea Nacional (Parlamento), además de haber constituido un claro golpe de Estado por la vía judicial, significaron el desenmascaramiento definitivo del Gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura.

El desvío dictatorial de Maduro se ha traducido en una menor tolerancia de la comunidad internacional, con fuertes llamados de la ONU, OEA, Mercosur y la Unión Europea. El apoyo a la “revolución bolivariana”, fundada por el fallecido presidente Hugo Chávez, se erosiona y esto abre las compuertas a una desmedida represión policial contra las manifestaciones opositoras que salen a las calles a exigir el cumplimiento de la Constitución que pasa por devolverles todas las facultades al Parlamento y fijar fechas de las elecciones secuestradas por los representantes del chavismo.

En el plano interno, la presión crece y destaca la posición del Centro de Investigación y Acción Social (CIAS), que catalogó como dictadura al Gobierno de Maduro. Este pronunciamiento coincide con lo expresado por la coalición organizaciones de derechos humanos, los partidos políticos opositores y disidentes del régimen, los estudiantes, las universidades, los colegios de abogados, gremios profesionales y un grueso de la población que aboga por una salida pacífica, democrática y electoral a la crisis venezolana.

“Un verdadero arsenal represivo ha adquirido el gobierno desde 2013 hasta acá, superaron toda la capacidad represiva de gobiernos de la IV república (gobiernos que precedieron a Chávez)”, sostuvo Inti Rodríguez, activista de los derechos humanos y portavoz de la ONG Provea tras analizar la última manifestación reprimida en las calles de Caracas, en la que hubo un despliegue de gases lacrimógenos y equipos antimotines de grandes proporciones.

La oposición ha intentado llegar sin éxito a la sede de la Defensoría del Pueblo, en el centro de la capital venezolana, donde aspiran recriminar a este órgano público su silencio ante el golpe al Parlamento y la sumisión que guarda ante las decisiones arbitrarias de Maduro.

Por órdenes de la cúpula del partido de Gobierno (PSUV), la Policía y fuerzas militares reprimen a mansalva a los opositores negándoles el paso al centro caraqueño bajo la excusa de “falta de permiso”, siendo esto violatorio del derecho constitucional a manifestarse de forma pacífica.

Debilitado internacionalmente, con evidentes fisuras dentro del Gobierno y una oposición empujada por la gente a mantener la protesta de calle, Maduro opta por la fuerza represiva para detener un aluvión ciudadano movilizado para rescatar la democracia.

El carácter autoritario y militarista mantiene de pie a una tambaleante “revolución bolivariana” que debe hacer frente al levantamiento cívico con precarias condiciones financieras y una crisis social lejos de resolverse.

La represión gubernamental es dirigida por varios frentes: por un lado, repeler las manifestaciones; por el otro, una persecución selectiva de líderes como acaba de ocurrir con el gobernador Henrique Capriles, a quien sacaron del juego electoral por, al menos, por 15 años a través de una ilegal medida administrativa. Se prevén sanciones similares que afectarán a otras figuras destacadas de la oposición.

Este cóctel represivo ha incluido la exposición de los rostros de manifestantes en la cuenta oficial en Twitter del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, calificándolos sin indagación previa ni orden de algún juez como “generadores de violencia”.

Por si fuera poco, en cuatro días de protestas el Foro Penal Venezolano contabiliza 164 arrestos en las manifestaciones contra el golpe de Estado.

Tanto para quienes han vencido el miedo a la represalias saliendo a marchar, como los que han visto desde sus casas y oficinas los escasos reportes de la represión, causa indignación el millonario uso de químicos para dispersar a venezolanos desarmados en un país donde la gente hurga entre bolsas de basura para encontrar comida y en donde no se consiguen medicinas.

“No nos vamos a meter de nuevo en nuestras casas”, advierte la dirigencia de la oposición venezolana en boca del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, ante la andanada policial para apaciguar el descontento.

La magnitud de la valentía de un pueblo está dada por la dimensión de su voz, hoy, en la calle para recuperar la Democracia”, ha dicho Almagro en una firme declaración de apoyo a la rebelión ciudadana este fin de semana.

Las palabras del secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, reflejan el sentimiento nacional que hoy recorre Venezuela. “La magnitud de la cobardía de un régimen está dada por la dimensión de violencia utilizada para acallar a un pueblo. La magnitud de la valentía de un pueblo está dada por la dimensión de su voz, hoy, en la calle para recuperar la Democracia”, ha dicho Almagro en una firme declaración de apoyo a la rebelión ciudadana este fin de semana.

El estrategia de Maduro y del círculo de militares y civiles que le acompañan, cuya única motivación es proteger sus intereses particulares y ambición de poder, es la radicalización, lo cual se traduce en mayor represión y cierre de más espacios de participación.

La gente, en cambio, sólo tiene su convicción manifiesta en la calle de volver a vivir en una democracia plena y resolver el actual conflicto a través del voto.


Oscar Murillo . Redactor jefe del Correo del Caroní, investigador y miembro de la Asamblea General del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos @oscarfmurillo

Publicado por Provea 

Publicación original  en LaRazon.es

Día Mundial de la Hemofilia llama a la solidaridad para resolver fallas en sistema de salud

(StopVIH, 17/04/2017) — La conmemoración del Día Mundial de la Hemofilia, nos hace solidarios con todas las personas que viven con esta condición de salud, ya que al igual que quienes han contraído otras enfermedades crónicas, las fallas en el sistema de salud venezolano han ido acentuándose desde hace varios años y esto pone en peligro sus vidas.

Así lo refirió Jhonatan Rodriguez, presidente de la Organización StopVIH, en ocasión que cada 17 de abril se recuerda que la hemofilia es una enfermedad mayormente hereditaria muy peligrosa por la insuficiencia en la sangre del factor de coagulación, que es una proteína que controla el sangrado.
Lamentó la indiferencia de las autoridades de salud en temas tan delicados como la escasez de factor, que expone la vida de al menos 4.990 personas a nivel nacional, de las cuales 208 sufren enfermedades homorrágicas en el estado Nueva Esparta: 86 seres humanos tienen Hemofilia A, 16 con Hemofilia B, 37 con enfermedad de von Willebrand, 32 personas con coagulopatías raras y 37 portadoras.

Rodriguez hizo manifiesta su solidaridad con la Asociación Venezolana de Hemofilia, por el destacado trabajo que realiza a nivel nacional y regional, y por su incansable lucha porque el sistema de salud se corresponda con el derecho a la vida y a la salud, e hizo un llamado a las autoridades para revisar las fallas que existen y solucionar con urgencia la debilidad que deja expuesta la vida de miles de personas que dependen del factor para vivir.
Aprovechó la oportunidad para exhortar a las autoridades sanitarias y al Defensor del Pueblo a velar por la salud y la vida de todos los venezolanos, incluyendo además a las personas con VIH que en lo que va de año no han tenido acceso a pruebas de control como carga viral por la escasez de reactivos en todo el país; además, de la escasez de antiretrovirales como Zidovudina en jarabe para niños con VIH, Kaletra y Complera para adultos.

“Se trata de la vida de seres humanos. La salud no es una dádiva, es un derecho humano, es un derecho Constitucional y el Estado tiene la obligación de garantizarlo cueste lo que cueste y sin condiciones”, concluyó Rodríguez.
Para más información, www.stopvih.org y sigue @StopVIH en Instagram y Twitter.
Prensa, StopVIH, CNP. 6.126.