Etapa Final del EPU

Carlos Nieto Palma | El día de ayer 16 de marzo en Ginebra, Suiza, el Consejo de Derechos Humanos de Organización de Naciones Unidas (ONU) realizo la tercera etapa del segundo Examen Periódico Universal (EPU). En esta ocasión, el Estado venezolano tuvo que dar respuesta definitiva sobre la adopción de las 274 recomendaciones emanadas de 102 países que participaron durante la Sesión de Evaluación de Venezuela, celebrada el pasado mes de noviembre en Ginebra.

El Consejo de Derechos Humanos revisa periódicamente el cumplimiento de cada una de los 192 Estados Miembros de las Naciones Unidas en cuanto a las respectivas obligaciones y compromisos en el ámbito de los derechos humanos

El Examen Periódico Universal (EPU), establecido por la resolución 60/251 de la Asamblea General es un nuevo mecanismo de derechos humanos. Con este mecanismo, el Consejo de Derechos Humanos revisa periódicamente el cumplimiento de cada una de los 192 Estados Miembros de las Naciones Unidas en cuanto a las respectivas obligaciones y compromisos en el ámbito de los derechos humanos. El EPU es un mecanismo cooperativo que tiene por finalidad complementar y no duplicar la labor de los órganos establecidos en virtud de tratados de derechos humanos.

Aun y cuando al momento de escribir estas líneas no se había efectuado esta sesión, ya el informe del Estado venezolano sobre que recomendaciones aceptaba, cuales anotaba y las que fueron anotadas sin apoyo, fueron consignadas por el Estado venezolano, y que el pasado 13 de marzo fue distribuida.

El Estado venezolano de las 274 recomendaciones hechas por los países participantes en el EPU, acepto 193 recomendaciones, 28 las anoto es decir que no se comprometió a aceptarlas y 53 fueron anotadas sin apoyo que es lo mismo que las rechazo.

Según Jo Delia defensor de derechos humanos y quien desde la organización Civilis ha hecho un excelente trabajo al seguimiento y divulgación del EPU desde su primer ciclo en el 2011 nos dio su apreciacion sobre este segundo ciclo “El Examen Periódico Universal (EPU) es un mecanismo del Consejo de Derechos Humanos complementario a otros exámenes en derechos humanos de las Naciones Unidas. En el EPU, los mismos Estados miembros evalúan a sus pares en el cumplimiento de obligaciones con los derechos humanos.

Gracias a que Venezuela fue por primera vez examinada en el año 2011, el Estado venezolano se puso al día con informes de cumplimiento de tratados internacionales tras 12 años sin haberlo hecho, lo cual llevó a que el país fuese evaluado de forma exhaustiva 6 veces en diversos campos de derechos humanos entre los años 2013 y 2015. Después de estas evaluaciones, la realidad del país en esta materia está mucho más clara para la comunidad internacional a pesar de la poca información pública a la que hay acceso y es la razón por la cual en el reciente segundo examen realizado el pasado noviembre de 2016, Venezuela haya recibido el doble de las recomendaciones que obtuvo la primera vez, en áreas donde se creía que no había demasiadas dificultades.

La sociedad civil participa con pleno derecho en todos los exámenes que realiza el sistema de protección de las Naciones Unidas. En ocasión de este segundo EPU de Venezuela, 170 organizaciones no gubernamentales venezolanas tuvieron oportunidad de contribuir a la documentación de la situación de derechos humanos en Venezuela y el próximo 16 de marzo también ejercerán derecho de palabra acerca de sus resultados.

El EPU funciona por ciclos continuos, lo cual significa que cada Estado es permanentemente objeto de seguimiento en la implementación de las recomendaciones que se le hayan hecho hasta el siguiente ciclo. Jamás se detiene, así como tampoco el trabajo de la sociedad civil en la exigencia de que cada una de las recomendaciones se cumpla”.

El Estado rechazo temas importantes para todos los venezolanos que fueron hechas por algunos países participantes en el EPU como la libertad de los presos políticos, protección a los defensores de derechos humanos, mejorar las condiciones de las cárceles venezolanas, avanzar en el dialogo con todos los sectores, autonomía del poder judicial, permitir visita de representantes de la ONU y OEA y muchos otros, en algunos casos alegan intromisión o que recomendaciones hechas no ocurren en Venezuela.

Resulta interesante destacar que el Estado venezolano asumió como compromiso voluntario “Implementar el nuevo régimen penitenciario en el cien por ciento de los establecimientos penitenciarios del país, a fin de lograr la reinserción social de los privados y privadas de libertad a través de métodos basados en principios de igualdad y justicia social” no sé si este compromiso voluntario incluirá investigar y sancionar a los responsables por acción u omisión de las fosas comunes halladas en pasados días en la Penitenciaria General de Venezuela (PGV), aclarar que hacia el Pran Wilmito paseando en playa parguito en Margarita, el banco que funciona en la cárcel de Tocuyito o el caos que se vive actualmente en los centros de detención preventiva del país.

El gran trabajo ahora es que la sociedad civil de seguimiento a cada una de las recomendaciones efectuadas al Estado en el EPU para coadyuvar al respeto de los derechos humanos en el país.

Sinergia vigilará que el Estado aplique recomendaciones del EPU sobre libertad de asociación y participación

Caracas, 16/03/2015.- Deborah Van Berkel, presidenta de la Asociación Civil SINERGIA- red de organizaciones de la Sociedad Civil Venezolana- señaló que la asociación vigilará que el Estado venezolano incorpore en la práctica las recomendaciones que recibió en el Examen Periódico Universal, sobre la libertad de asociación y participación.

Van Berkel explicó que dichas recomendaciones son sugerencias hechas al Estado por parte de sus pares para mejorar la situación de Derechos Humanos en el país, las cuales puede aceptar o anotar. “De las 274 recomendaciones, el Estado venezolano aceptó 193, anoto 28 y aplicó una nueva modalidad para las 53 restantes, en la que anota “sin apoyo”, debido a que no puede rechazar abiertamente”.

La asociación aplaudió que el Estado venezolano aceptase todas las recomendaciones efectuadas por los países sobre el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza para el control de manifestaciones, las cuales resaltó Sinergia en un informe que preparara en coalición con el Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos (INVESP). Sin embargo, vio con preocupación que el Estado haya anotado sin apoyo recomendaciones como: generar un entorno libre y propicio para la labor de la sociedad civil, crear una estrategia para proteger a los defensores de derechos humanos, poner fin al acoso en el que se ven sometidos quienes critican las políticas gubernamentales y retirar todos los cargos formulados contra ellos por motivos políticos, todo lo referido al tema del referéndum revocatorio, así como la promoción de igual participación de todos sin discriminación, en los asuntos políticos y públicos, como forma fundamental de superar la crisis política y humanitaria.

De igual manera, ninguna de las solicitudes hechas para que Venezuela revirtiese su decisión de retirarse de la Convención Americana de Derechos Humanos, aspecto que tanto Sinergia como otras organizaciones de la sociedad civil incluyeran en sus respectivos informes, fueron aceptadas.

“Por un lado acepta que está implementando mecanismos para favorecer la participación equitativa de todos los actores de la sociedad; sin embargo pone restricción cuando tiene que ver con temas de derechos humanos y libertades civiles y políticas argumentando que proceden de posturas sesgadas y de la mala fe de los actores que redactan las recomendaciones”.

 

La presidenta de Sinergia alertó que no hay forma de que el país avance en la mejora de la calidad de vida de la población en general, si el Estado decide quién es sociedad civil y pone condiciones para dialogar con los actores que conforman la nación. “Como ciudadanos tenemos que demandar la garantía de nuestros derechos y que el ambiente en el que estos derechos se cumplan sea cada vez de mayores libertades y en democracia”.

Contacto prensa:

Jeanette Moreno

04166156930

Estado venezolano asumió recomendaciones en libertad de expresión en el EPU

Luego de la realización del Examen Periódico Universal (EPU) al Estado venezolano ante las Naciones Unidas, que se celebró este 16 de marzo la sesión final, donde el Estado dijo cuáles recomendaciones aceptaba, cuáles anotaba, y cuáles anotaba sin apoyo. Un total de seis recomendaciones aceptadas comprometen ahora al Estado venezolano a mejorar las condiciones del ejercicio periodístico y el derecho a la libertad de expresión.

Uruguay y Austria sugirieron a Venezuela garantizar que los periodistas y medios de comunicación pudieran realizar su trabajo de forma libre e independiente, así como que aumentara la protección de los profesionales de la comunicación.

Portugal indicó que Venezuela podría adoptar medidas para garantizar que los periodistas no sean objeto de violencia y represalias por su labor, algo parecido agregó Japón, pero además pidió que los medios pudieran informar con libertad en Venezuela.

Holanda pidió al Estado venezolano asegurar el derecho a la libertad de opinión y de expresión de todos los periodistas y grupos mediáticos, entre otras cosas investigando de manera efectiva las denuncias de ataques e intimidación y procesando a los autores.

Nueva Zelanda recomendó que se adopten medidas para asegurar el derecho a la libertad de expresión, entre otras cosas velando por que los periodistas puedan llevar a cabo su labor de manera independiente al tiempo que se protege su bienestar.

Salvaguardar el derecho a la libertad de expresión y de opinión, así como la libertad de prensa y la circulación de los periodistas, fueron las recomendaciones de Alemania y Brasil. Estonia pidió proteger y promover la libertad de expresión, garantizar la seguridad de los periodistas y responder con premura a las presuntas violaciones en este sentido Francia recomendó garantizar plenamente la libertad de expresión y el libre acceso a la información, y proteger a los periodistas de amenazas y ataques en medio de su labor informativa.

Las que no le gustaron

Los representantes del Estado venezolano anotaron sin apoyo las recomendaciones de Estados Unidos e Irlanda. El primero recomendó permitir verdaderamente la expresión de opiniones disidentes liberando a los presos políticos, permitiendo a la Asamblea Nacional electa desempeñar sus funciones y autorizando las protestas pacíficas y la provisión de información independiente por parte de los medios de comunicación. Mientras que Irlanda dijo que se debían investigar los ataques a periodistas y defensores de derechos humanos y demás trabajadores de los medios de comunicación.

Organizaciones de la Sociedad Civil hablaron 

Durante el segundo período del Examen Periódico Universal (EPU), representantes de las organizaciones de la Sociedad Civil intervinieron: algunas para felicitar el trabajo y dedicación que hace Venezuela en materia de derechos humanos, otras para señalar las compromisos no cumplidos del Estado venezolano.Amnistía Internacional expresó que los defensores de derechos humanos en el país son víctimas de criminalización, y que están preocupados por la libertad de expresión en el país porque a su juicio existen limitaciones al derecho.

Adicionalmente, International Service for Human Rights sustentó la idea de Aministía y agregó que: “En Venezuela existen ataques contra defensores de derechos humanos, son señalados como ‘traidores de la Patria’ y estos deben ser respetados” e instó al Estado a aceptar las recomendaciones realizadas en el EPU.

Por su parte, Civicus Alliance señaló que en el país la libertad de asociación, reunión y el derecho a la libertad de expresión no son consagrados. Mientras que Human Rights Watch resaltó que el Estado venezolano ha perseguido activistas, periodistas y dirigentes políticos de oposición.

La Ministra de Servicios Penitenciarios y representante en este segundo período indicó que asumieron compromisos voluntarios que reforzaron las políticas públicas en derechos humanos y que implementarían las recomendaciones sugeridas.

Publicado por Espacio Público