Se requiere una acción coordinada para disminuir el consumo de bolsas plásticas en Venezuela

“Las bolsas plásticas causan grandes impactos ambientales, sociales y económicos, y por ello se amerita que desde distintos ámbitos de la sociedad se generen acciones coordinadas a fin de disminuir su consumo en Venezuela”.

Así lo expresó Alejandro Luy, Gerente general de Fundación Tierra Viva, en su exposición “Bolsas plásticas un problema nada ligero” realizada en el marco del Seminario Internacional Buenas Prácticas en la Gestión Integral de Desechos Sólidos que se realiza en la Universidad Nacional Experimental del Táchira y es organizado por el Proyecto Acción 3R.

“En muchos países se han aprobado leyes nacionales, así como ordenanzas o medidas ejecutivas por parte de gobiernos nacionales o locales, orientadas a regular el uso de la bolsa plástica y con ello reducir sus impactos”, señaló Luy. La Ley de Cambio Climático que se está elaborando en la Asamblea Nacional o medidas ejecutivas para prohibir el ingreso de bolsas en parques nacionales, son ejemplos de acciones que se pueden adelantar desde la Asamblea y el Ejecutivo Nacional.

Países tan distintos como Francia, Colombia, Bangladesh, China o Ruanda, ya cuentan con leyes específicas, que fueron elaboradas en función de problemas vinculados directa o indirectamente con el uso de bolsas plásticas que se distribuyen en los comercios.

A nivel mundial está documentado que a causa de este objeto de uso común mueren individuos de 250 especies de mamíferos (como ballenas), reptiles (tortugas marinas), aves y peces cuando las consumen por confundirla con su alimento. Además las bolsas plásticas causan obstrucción de los drenajes en ciudades, afectan a la industria ganadera y el turismo y contribuyen con la generación de gases de efecto invernadero responsables del cambio climático.

En su exposición, Luy dejó ver que “también se requiere de una acción coordinada del sector comercial, las ONGs y el ciudadano, lo cual ha sido una norma bastante frecuente en diversas regiones del mundo, con resultados positivos para la economía y la protección del ambiente”.

Desde 2012 Fundación Tierra Viva trabaja en alianza con la red de farmacias Botiquería para promover la reducción del uso de bolsas plásticas a través de diversas acciones divulgativas y educativas utilizando distintas estrategias y medios.

Para más información sobre Políticas Públicas en torno a bolsas plásticas se reomienda consultar el documento “Bolsas plásticas, un problema nada ligero” editado por Fundación Tierra Viva con apoyo de Botiquería.

Alejandro Luy

Gerente general

Fundación Tierra Viva

alejandro@tierraviva.org

Autoridades Universitarias y del Estado Mérida realizaron rueda de prensa para denunciar inacción de los cuerpos policiales ante delincuencia armada y vulneración de la Autonomía Universitaria

El Rector de la Universidad de Los Andes profesor Mario Bonucci Rossini señaló que la autonomía universitaria no se refería solamente a la inviolabilidad del recinto universitario sino que es esencialmente el pensamiento libre, sin sometimiento a ideologías y doctrinas prescritas

24032017 Nota ULA

Audiencias CIDH: derecho a la verdad, persecución política y acceso a la justicia

En el marco del 161 periodo de sesiones CIDH realizada en Washington, el miércoles 22 de marzo de 2017, se realizaron tres audiencias de Venezuela ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en las que participaron, como es regular, organizaciones de la sociedad civil y representantes del Estado venezolano. Se trataron los temas: Derecho a la verdad e informe de la Comisión por la Justicia y la Verdad de Venezuela, Denuncias sobre persecución política en Venezuela y Acceso a la justicia

De las Organizaciones No Gubernamentales venezolanas estuvieron presentes: el Comité de Familiares de las Víctimas de los sucesos ocurridos entre el 27 de febrero y los primeros días de marzo de 1989 (Cofavic), la Vicaria de Derechos Humanos de Caracas, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), el Foro Penal Venezolano (FPV), Un Mundo Sin Mordaza (Sin Mordaza), Defensores Activos (DA), Refugee Freedom Program (RFP), el Centro de Justicia y Paz (Cepaz), la Asociación Civil Transparencia Venezuela, la Asociación Civil Sinergia, la Asociación Civil Espacio Público, la Asociación Civil Acceso a la Justicia, Civilis Derechos Humanos, y el Instituto de Prensa y Sociedad (Ipys).

Por el Estado venezolano estuvieron presentes Larry Devoe, Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos, Zair Mundaray, Director General de Actuación Procesal de Ministerio Público, y Romer Pacheco, Consultor Jurídico del Tribunal Supremo de Justicia.

Derecho a la verdad

El Estado de Venezuela solicitó la audiencia: “Derecho a la verdad e informe de la Comisión por la Justicia y la Verdad de Venezuela”, para, según lo indicó Larry Devoe “presentar parte de los resultados del trabajo desarrollado por las instituciones de nuestro país para hacer justicia frente a las graves violaciones de derechos humanos que ocurrieron en Venezuela en el periodo histórico 1958- 1998”. Devoe explicó que estos hechos no fueron reflejados por el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Sobre la Comisión por la Justicia y la Verdad habló Zair Mundaray, quien (además de su cargo en el Ministerio Público) fue parte del equipo que desarrolló la Comisión por la Justicia y la Verdad. El funcionario en su intervención puso en contexto histórico la creación de la Comisión, y habló de la metodología que usaron y que sustentan el informe preliminar hecho.

Mundaray explicó que la Comisión es particular en Venezuela porque tiene un fundamento jurídico y es el “producto de una serie de luchas y reclamos históricos sostenido por organizaciones sociales que fueron objeto de persecución por razones políticas e ideológicas”. Otro elemento que rescató el funcionario fue la participación de las víctimas en esta Comisión.

también expresó que la idea es que la Comisión “pueda generar alertas tempranas institucionales y que frente a cualquier desviación, las mismas instituciones sean capaces de corregir, visibilizar y aplicar los correctivos necesarios en materia de graves violaciones de derechos humanos”

El abogado aseveró que el manejo metodológico de la investigación de la Comisión por la Justicia y la Verdad los ha ido “acercando paulatinamente a la verdad lo que implica uno de los objetivos fundamentales. Concluyó con los hallazgos: existencia de un aparato represivo estatal constituido a partir de la tesis del enemigo interno. “Haber convertido al otro en enemigo fue el inicio de la institucionalidad desviada, o pseudo institucionalidad”; identificación de los entes principales de la actividad represiva: servicios de inteligencia de la fuerza armada venezolana ejecutaron “los mas brutales interrogatorios, torturas, allanamientos, asesinatos en enfrentamientos armados simulados, falsos positivos. El ala civil: la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención, Digepol dedicados a la persecución a la disidencia, censurar medios, detenciones arbitrarias, tortura para interrogar, irrupción en la intimidad de personas y allanamientos sin orden para ello.

Mundaray también mostró los desaparecidos y las masacres ocurridas en el periodo estudiado y concluyó enfatizando en la importancia de la reparación integral de las víctimas del “terrorismo de Estado” como parte del ejercicio del derecho a la verdad. “Debemos seguir afianzando las investigaciones, proseguir la búsqueda de desaparecidos y hacer una campaña agresiva de promoción y difusión de derechos humanos para garantizar la no repetición”.

A continuación tomó la palabra Liliana Ortega de Cofavic, saludó la iniciativa del Estado venezolano de crear esta comisión pero criticó el hecho de que sea tomado solo un periodo histórico. “Esta iniciativa se diluye su sentido de reparación integral cuando abarca un periodo que excluye abiertamente graves crímenes de derechos humanos. Limitación que no tiene justificación mas que la de renunciar deliberadamente al escrutinio de lo que ha ocurrido bajo el mandato de quien está impulsando la iniciativa”. En este sentido, la activista enumeró varios casos de violaciones de derechos humanos ocurridos después de 1998. Mostró preocupación por la persecución y casi exterminio de la familia Barrios del estado Aragua, situación que comenzó en 1998 y que se ha mantenido en el tiempo. “La impunidad no es solo un asunto del pasado sino también del presente”. Ortega reclamó que la masacre del Reten de Catia y la explosión social de El Caracazo no hayan sido considerados por la Comisión y sigan impunes luego de tantos años.

La activista concluyó diciendo que para lograr que los graves crímenes no se repitan, se debe lograr la verdad, sin exclusión ni discriminación.

“Solicitamos que se abran investigaciones a todos los responsables de violaciones de derechos humanos. No puede haber victimarios de primera y de segunda”

Seguido de Cofavic, vino la intervención de Provea, con Inti Rodríguez, quien saludó la iniciativa del Estado de investigar las violaciones de DDHH entre 1958 y 1998. Sin embargo, catalogó como negativo que la Comisión haya sido creada solamente con personas identificadas con el proyecto político de fallecido presidente Hugo Chávez; que se haya ignorado las violaciones de DDHH de víctimas relacionadas con la disidencia política del gobierno; que en vez de trabajar en conjunto con las organizaciones de DDHH, se hayan estigmatizado y criminalizado; que hasta ahora no se hayan investigado a responsables de violaciones de DDHH vinculados al gobierno como a Cordero Lara vinculado a la masacre de Cantaura y Rodriguez Chacín con caso de El Amparo. “Solicitamos que se abran investigaciones a todos los responsables de violaciones de derechos humanos. No puede haber victimarios de primera y de segunda. Todos deben ser investigados y juzgados, y pedimos que se cumpla con las resoluciones de la Corte Interamericana sobre caso de El Amparo y que no sea procesado por justicia militar”. Estos fueron algunos de los puntos que abordó Inti Rodríguez.

El delegado de la Vicaría de Derechos Humanos de Caracas, José Gregorio Guarenas, también objetó la exclusión de la Comisión de violaciones de DDHH, manifestando que esto contribuiría a la impunidad. Para fortalecer su argumento, mencionó los casos de violencia policial ocurridos en el periodo de estudio de la Comisión por la Justicia y la Verdad, que no fueron incluidos, mucha de ellos concretados en ejecuciones extrajudiciales responsabilidad de los cuerpos policiales. Recordó el caso de la pastelería La Poma donde dos presuntos asaltantes fueron capturados vivos por la otrora Policía Metropolitana y luego encontrados muertos. Asimismo, hizo referencia a las violaciones de derecho a la vida y la integridad personal “en el contexto de supuestos enfrentamientos” ocurridas en los años noventa en el estado Aragua. “En este contexto, con una diferencia de un mes fueron asesinados dos hermanos: los hermanos Landaeta, en dos episodios en los que participó la policía del estado Aragua”, dijo Guarenas asegurando que estos dos sucesos siguen impunes hasta la fecha a pesar de que por ellos, la Corte Interamericana condenó al Estado.

Los representantes de la CIDH orientaron sus preguntas hacia el tiempo y las políticas que implementará el Estado en cuanto a la reparación simbólica y material, y a la no repetición de violaciones de DDHH.

Persecución política 

La audiencia “Denuncias sobre persecución política en Venezuela”, fue pedida por Foro Penal Venezolano (FPV), Un Mundo Sin Mordaza (Sin Mordaza), Defensores Activos (DA), y Refugee Freedom Program (RFP). Como contraparte estuvo

Alfredo Romero, de Foro Penal Venezolano, inició su intervención solicitando a la CIDH que le exigiera al Estado venezolano el respeto a la integridad de cada uno de los representantes de las organizaciones presentes. “Antes de salir para acá, en un programa del canal del Estado que utilizan comúnmente para intimidar, agredir, amenazar, atacar a activistas de derechos humanos, ya se refirió concretamente el que representa ese programa sobre la presencia nuestra el día de hoy.”, asimismo Romero denunció que el día anterior a la audiencia, el Presidente de la república habló públicamente de las audiencias tergiversando las razones por las que los activistas participarían. “Tenemos dudas sobre que vaya a haber algún tipo de persecución o agresión como la que ya ha existido en Venezuela”.

El abogado testificó que ha habido un aumento de la represión en el país e inmediatamente arrojó algunas cifras de arrestos y presos políticos: en lo que va de año han habido 6.893 arrestos por razones políticas, y más de 433 presos políticos. Actualmente hay 115 tras las rejas. “Varias organizaciones, dentro de las que se cuenta Amnistía Internacional, señalan que existe un patrón sistemático de persecución política por parte del gobierno venezolano”.

Romero también refirió que el gobierno no reconoce, y oculta la crisis socioeconómica y cuando se vuelve evidente en protestas o manifestaciones, las personas son encarceladas. “Cuando no es suficiente para ocultar el problema, entonces son apresados empresarios, farmacéuticos… usados como chivos expiatorios para justificar su narrativa, y se crean, por cierto, falsos positivos para presentar a la población como responsables”.

Habló del fenómeno de la puerta giratoria: “mientras encarcela a más personas, libera a otras”. De los más de seis mil arrestos, hay 2.105 personas que se mantienen procesadas con medidas restrictivas a su libertad. “¿Quisiéramos que el Estado explique por qué hay tantas personas procesadas sin que sea culminado su proceso?”.

Asimismo informó que existen 19 personas detenidas a quienes ya se les ha dictado boletas de excarcelación. “¿Cómo es posible que un tribunal dicte una boleta de excarcelación y las personas no han sido liberadas”. Otra preocupación señalada por Romero fueron la torturas y los tratos crueles. Para sustentar presentaron situación y testimonios de víctimas.

“Las historias de torturas y tratos crueles del pasado son las mismas del presente” fueron las palabras de Gonzalo Himiob, también de foro penal, quien además destacó ante la CIDH que la administración de justicia en el ámbito penal se usa como castigo y no con el fin de buscar la verdad. En este sentido, habló de la estigmatización y criminalización a los defensores de DDHH. “El propio TSJ ha señalado a todos los que estamos aquí como criminales”; y, entre otras cosas trajo al debate las 19 personas fallecidas en las protestas de 2014 a consecuencia directa de acciones de funcionarios del Estado. A estos argumentos se sumó los de Sin Mordaza sobre los casos venezolanos de petición de refugio por persecución política que en 2016 fue de 18.155. Siendo Venezuela el primer país de aplicación de refugio en: Estados Unidos, España y Brasil.

Larry Devoe, representante del Estado venezolano rebatió los fundamentos de las organizaciones de derechos humanos, y aseguró que en Venezuela no existen presos políticos (para ello mostró habló de las barricadas y grupos violentos en protestas); que se garantiza el respeto a los DDHH incluso en personas privadas de libertad (mostró fotos de las condiciones de encarcelamiento de Leopoldo López para demostrar incluso que se respetan las reglas Mandela); de igual forma aseveró que “Venezuela no tolera actuaciones de organismos de seguridad que violen derechos humanos”; En Venezuela no existe persecución a la disidencia.

Representantes de la CIDH mostraron preocupación por las cifras que presentaron las ONG.

Derecho a la Justicia 

La audiencia de Acceso a la Justicia fue solicitada por diversas organizaciones de la Sociedad Civil venezolana entre las cuales figuraron las siguientes organizaciones: Centro de Justicia y Paz (Cepaz), Asociación Civil Transparencia Venezuela, Asociación Civil Sinergia, Asociación Civil Espacio Público, Asociación Civil Acceso a la Justicia, Civilis Derechos Humanos, Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), Instituto de Prensa y Sociedad (YPIS)  y en contraparte el Estado venezolano. En esa ocasión estuvieron presentes la comisionada Margarette Macaulay, el comisionado Jesús Orozco relator para el defensa de los activistas de DDHH y el presidente de la Comisión Francisco Eguiguren.

Mercedes de Freitas, directora ejecutiva de Transparencia Venezuela comenzó su intervención al mencionar algunos elementos del informe consignado a la Comisión como la vinculación entre la justicia y la política, el número de sentencias que han aumentado la concentración de poderes alrededor del ejecutivo nacional y conjunto de acciones que han debilitado la independencia del sistema. También señaló cómo se han visto vulnerados los derechos de los venezolanos a través de las sentencias que han limitado la participación. Mencionó las medidas que han limitado el derecho a la libertad de expresión, la falta de imparcialidad de los poderes públicos, así como la ausencia de concurso público de oposición para la imposición de los jueces, sentencias que han negado el acceso de la información, acciones interpuestas por la organización Provea que no han recibido respuesta del TSJ, las omisiones y fallas del TSJ en contra de quienes atentan contra el patrimonio público.

“El Tribunal Supremo de Justicia ha dictado 51 sentencias en los últimos 15 meses contra el Parlamento, debilitando la separación de poderes. 7 de esas sentencias declaran la constitucionalidad de 4 decretos de emergencia económica en todo el territorio nacional. 10 sentencias declararon la inconstitucionalidad de leyes declaradas por la Asamblea Nacional. 1 sentencia limitó el control político que tiene la Asamblea Nacional sobre los órganos del gobierno. 2 sentencias impiden que el parlamento revise que el Parlamento revise el procesamiento constitucional de selección de los Magistrados del 2015. 9 sentencias sustrajeron al Parlamento de sentencias constitucionales de aprobación, de ejercer un control sobre el gasto público. El TSJ anuló todas las actuaciones de la AN y además sustrajo competencias a las gobernaciones. La sentencia 848 que modificó la administración de vías terrestres y gobiernos locales, incluso limitó la solicitud de protestas y de presupuestos para gobiernos locales.”

De Freitas advirtió sobre el conjunto de funciones adicionales que ha ejercido el Tribunal Supremo de Justicia al intervenir en el proceso del Referendum Revocatorio y establecer requisitos adicionales. Estableció límites adicionales en el extranjero para participar en comicios electorales. “Se han registrado más de 35 sentencias del TSJ que niegan el acceso a la información, ninguna de las solicitudes ha salido favorable, se ha limitado la investigación de procesos relacionados con la corrupción.”

Alí Daniels, representante de la organización Civil de Acceso a la Justicia reiteró que el Estado venezolano se comporta de una manera dual en donde se perfila como un enemigo interno, cuando el poder ejecutivo pide algo se le da rápido y oportunamente mientras que el ciudadano común solicita algún recurso no sólo no se cumplen los lapsos legales sino que se rechaza cualquier demanda. Respecto al nombramiento de los magistrados del TSJ existe un conjunto de normas de la Constitución del año 99 que no han sido aplicadas, pues desde el primero de esos nombramientos de obviaron los procesos, esto da como consecuencia que al menos 21 de esos 32 magistrados no cumple con los requisitos legales para ocupar su cargo, es decir más de las dos terceras partes, esto es mucho más grave en el caso de los magistrados Express, nombrados a la carrera en diciembre de 2015, 10 de los 13 magistrados no cumplen con los requisitos, sólo predomina la lealtad hacia una parcialidad política. En el nombramiento de los magistrados no se cumplió ninguno de los lapsos establecidos, diferentes actores sociales impugnaron a todos los candidatos sin tomarse en cuenta este recurso.

“Uno de los principales requisitos para ser magistrado es haber ejercido como abogado por lo menos durante 15 años, ese caso se aplica a Calixto Ortega, debido a que obtuvo su título en el año 2006 en la Universidad del Zulia, apenas tiene 10 años de graduado. La situación del actual presidente del TSJ es el más comprometedor ya que en dos ocasiones fue presuntamente vinculado a casos de homicidios como reseñó la prensa, por esta información ha habido amenazas por quienes han presentado estos datos. Además esta persona fue destituida de su cargo por haber dejado en libertad a los autores de un homicidio años atrás. Son graves cuestionamientos a la carrera. “

Daniels criticó la militancia político partidista por parte de los magistrados, un aspecto que la ley prohíbe y sanciona, como es el caso de Christian Zerpa, quien a los 6 días de su nombramiento fue designado para decidir sobre las impugnaciones hechas sobre las elecciones parlamentarias.

La investigación refleja la ascensión de un régimen enfocado en la represión mediante acciones que se pueden clasificar en patrones específicos de persecución

Beatriz Borges, directora ejecutiva de Cepaz habló sobre el rol del poder judicial y la no garantía de los derechos humanos. Destacó que han monitoreado y hecho seguimiento constante a situaciones de persecución política desde el 2014 con una mirada independiente a través del estudio de más de 70 casos. Han podido identificar la sistematización de patrones de persecución a la disidencia política venezolana y han analizado la aplicación diferenciada a diversos críticos del gobiernos como lo pueden ser periodistas, líderes estudiantiles, gremiales, políticos, defensores de DDHH, entre otros. La investigación refleja la ascensión de un régimen enfocado en la represión mediante acciones que se pueden clasificar en patrones específicos de persecución.

Los patrones que han identificado y a los que hacen referencia fueron los siguientes:

  • Apertura de procedimientos legales.
  • Destitución de cargos públicos.
  • Allanamientos irregulares a la propiedad privada.
  • Ataques a la comunidad parlamentaria.
  • Inhibilitaciones políticas.
  • Usurpación de las funciones políticas
  • Quiescencia de actos violentos a través de los medios de comunicación, que sólo se han remitido a la transmisión de hechos.

El Estado venezolano hablo a través del Dr. Romer Pacheco, quien es el consultor jurídico del Tribunal Supremo de Justicia que indicó que el poder judicial es autónomo e independiente.

“Contamos con un TSJ refundado en la Constitución de 1999, un TSJ sólido desde el punto de vista moral, es un TSJ que encuentra entre sus fortalezas con la promoción diaria de la justicia. Dado que esta en Venezuela es gratuita, accesible, transparente, imparcial e idónea, equitativa y expedita. En ese sentido podemos informar que desde mediados del año pasado se comenzó a regularizar el ingreso de los jueces provisorios acerca del concurso de oposición para ser magistrado.

Pacheco informó acerca de los procedimientos del TSJ e hizo énfasis en los casos que ha procesado el Gobierno ante la Sala Política-Administrativa donde ha perdido 840 juicios, ante la Sala Constitucional en los últimos cinco años el Estado ha perdido al menos 49 juicios. Justificó las acciones emitidas por el ente para frenar las leyes promulgadas de la Asamblea Nacional, alegando que éste ha ejercido poderes que se establecen más allá de sus funciones.

Expresó además que el Poder Judicial está obligado a participar en algunos casos donde se vincula al ejecutivo nacional a dar respuesta expedita, en casos excepcionales. El Estado venezolano admite haber recibido 36 solicitudes al derecho al acceso de la información pública, excusan el no responderlas por no incluir especificaciones de uso para acceder a la información y que la magnitud de la información sea proporcional de acuerdo al uso respectivo.

“En Venezuela el poder judicial se abstiene de aplicar mecanismos de represalias de acuerdo a su pensamiento político. La Sala Constitucional sólo ratificó el contenido del artículo 124 que exige un documento como sinónimo de permanencia fuera del país.”

Pacheco recalcó que la Asamblea Nacional había sido decretada en “desacato” durante dos oportunidades por incorporar a 3 diputados de Amazonas.

Francisco Eguiguren, presidente de la Comisión señaló que la preocupación de la Comisión por la separación de poderes en Venezuela es una materia que siempre tienen presente. Criticó el haber privado de representación en la Asamblea Nacional a 3 diputados indígenas a partir de una “mera denuncia” y mientras ese sector de la población quedaba impedido de expresarse dentro de la Asamblea Nacional, no sólo afectando el derecho de los parlamentarios electos sino también a quienes votaron por ellos.

Jose de Jesús Orozco, comisionado de la Comisión hizo un llamado a aclarar la situación alrededor de la estabilidad de los procesos judiciales y el proceso en que son seleccionados algunos magistrados. De igual forma pidió que las partes involucradas detallaran los casos en donde señalaban persecución política y parcialidad de los poderes.

Daniels respondió a la solicitud de los comisionados respecto al desacato de la Asamblea sobre la que se basó la orden en una supuesta grabación que fue realizada de forma ilegal , anónima y editada y bajo esa sola prueba que pocos comprobaron, se inhabilitó a todo un poder. Utilizando este mismo método nombró rectores, una función que debe llevar a cabo la Asamblea Nacional. Denunció que en el Plan Estratégico del Poder Judicial no se mencionan normas, sólo señala que seguirá el Plan de la Patria.

Carlos Correa, director de Espacio Público expresó que las razones por las que se le niega información a las organizaciones son contrarias a los estándares adoptados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos y desarrollados también en Naciones Unidas, lo ha dicho el Comité de Derechos Humanos y lo ha dicho el Comité de Derechos Humanos y Culturales y entre la información que se niega es información relacionada a los temas de salud sexual y reproductiva. El poder judicial no está garantizando el cumplimiento de un derecho establecido en la Constitución.

Criticó la “Misión de justicia solicialista”, revelada por el ministro Reverol en donde fijaba unas líneas de justicia, en donde participa el poder judicial. Consideró que es muy importante que la Comisión haga seguimiento de éste en relación al contenido de la Constitución.

Larry Devoe, secretario del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Venezuela alegó que el TSJ suspendió la proclamación de esos ciudadanos que habían sido electos como diputados, reiteró que el proceso se encuentra en trámite, y que la posición de las partes es lo que ha generado que no haya una resolución del caso.

“En cuanto al desacato, ninguna autoridad está llamada a incumplir una orden y esto fue lo que sucedió con la Asamblea Nacional. Nadie puede pasar por encima de la ley en Venezuela. Cabe destacar además que los partidos políticos que actualmente controlan la Asamblea se han comprometido a través del diálogo a desincorporar esos tres diputados ilegitimamente incorporado con el fin de normalizar su funcionamiento. En Venezuela hemos venido tomando medidas para avanzar en la regularización de jueces, por ejemplo en Agosto de 2016 se publicaron las normas en ascenso, igualmente se han realizado concursos en el Ministerio Público para regularizar la situación de los fiscales y darle la estabilidad. Pero lo más importante es que hemos incluido ese tema en el plan de Derechos Humanos en nuestra estructura de funcionamiento aprobado por Nicolás Maduro.”


Prensa Provea

COIAM y ORPIA | Comunicado en el marco del Día Mundial del Agua decretado por la ONU

En el día de hoy 22 de Marzo de 2017, nosotros, pueblos y comunidades indígenas de la Amazonía venezolana, agrupados en la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Venezolana (COIAM) y la Organización Regional de los Pueblos Indígenas de Amazonas, ORPIA, nos hemos reunido en Puerto Ayacucho, Estado Amazonas, con la finalidad de realizar un LLAMADO MUNDIAL PARA LA PROTECCION Y DEFENSA DEL AGUA EN EL PLANETA. En este sentido, queremos comunicar respetuosamente a los Estados Nacionales y a la opinión pública en general lo siguiente

  1. Consideramos que el Agua está estrechamente vinculada a la vida y al bienestar colectivo de la Humanidad, es decir, que la permanencia del ser humano en la tierra no es posible sin el Agua. Esta es un recurso estratégico que todos estamos obligados a proteger hoy, mañana y siempre, si queremos tener generaciones futuras; y en el caso de la Amazonia, que es una de las pocas fuentes de agua más importantes del mundo, requiere ser preservada y protegida de manera especial del despilfarro, la contaminación y la mercantilización.
  2.  Según Datos de las Naciones Unidas, 800 millones de personas no tienen acceso al agua potable y cerca de 2500 millones no poseen servicios de saneamiento adecuado. De 6 a 8 millones de personas mueren anualmente a causa de catástrofes y enfermedades ligadas al agua. Diversos estudios muestran que si nada cambia, serán necesarios 3,5 planetas para cubrir las necesidades de una población mundial cuyo estilo de vida fuera comparable al de los países consumistas.
    En los próximos 40 años, la población mundial aumentará en dos o tres mil millones de personas. Este fenómeno vendrá acompañado de una evolución de los hábitos alimentarios que se traducirá en un incremento de 70% en la demanda de alimentos de aquí a 2050. Más de la mitad de la población es urbana. En ocasiones, las zonas urbanas, donde el acceso al agua y a las instalaciones sanitarias es mejor que en las zonas rurales, tendrán problemas para hacer frente a este aumento demográfico (OMS/UNICEF, 2010).
    La demanda de alimentos aumentará en 50% de aquí a 2030 (70% para 2050), en tanto que las necesidades de energía hidroeléctrica y otras energías renovables aumentarán el 60% (WWAP, 2009). Ambas problemáticas están relacionadas: la creciente producción agrícola hará que aumente el consumo de agua y de energía, lo que provocará una demanda de agua mayor.
  3. En la actualidad, las diversas reservas de agua del mundo y especialmente de la Amazonia están seriamente intervenidas por megaproyectos de desarrollo vinculadas a la construcción de represas, hidrovías, carreteras, extracción de minerales, minería ilegal, que se implementan para satisfacer la sed del capital internacional, afectando severamente y de manera irreversible los ecosistemas que generan vida a nuestros Pueblos, y que por siglos los hemos conservado. En el caso venezolano, estamos seriamente preocupados por los efectos de la minería ilegal y la progresiva
    aplicación del megaproyecto minero denominado Arco Minero del Orinoco que pone en riesgo las reservas de agua más importantes del país, ubicadas al sur del Orinoco, por sus graves impactos socio ambientales en la población indígena y no indígena en general. Esta situación compromete seriamente el presente y el futuro de nuestros pueblos, en consecuencia es necesario revisar y rectificar estas políticas de Estado que afectan el derecho a tener agua potable de calidad.
  4. El Cambio climático provoca crisis del agua y amenaza la vida de millones de personas por sequías, inundaciones, enfermedades y otros fenómenos naturales, es por ello que reiteramos la necesidad ineludible de una estrategia concreta, factible y de responsabilidad compartida para la protección del agua y los bosques tropicales del mundo, especialmente del enorme bosque amazónico generador de vida y biodiversidad y fundamental para el equilibrio ecológico del planeta.
  5. En consecuencia, hacemos un llamado de atención a todas las autoridades del mundo, a las grandes empresas multinacionales, a los principales bancos del planeta, y en especial al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, en el sentido de adoptar medidas de protección urgentes, eficaces y consensuadas para preservar las principales fuentes de agua ubicadas al sur del Orinoco y a RECTIFICAR su nueva política minera que según los estudios científicos y opinión de los expertos, está generando graves impactos ambientales y socioculturales. Finalmente, exigimos el respeto a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los derechos específicos de los pueblos indígenas, y los derechos ambientales de todos los venezolanos y venezolanas.

Suscriben:

Organización Regional de Pueblos Indígenas de Amazonas (ORPIA)

Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) – Territorio y Ambiente

Organización Kurripaco, Baniba, Warekena y Yeral del Guainía, Río Negro y Atabapo (KUBAWY)

HORONAMI Organización Yanomami

Organización Indígena Pueblo Uwottüja del Sipapo (OIPUS)

Organización Ye ́ kuana del Alto Ventuari (KUYUNU)
Organización de Mujeres Indígenas de Amazonas (OMIDA)

Cabildo Inga de Amazonas

Organización Yabarana del Parucito (OIYAPAM)

Organización de Mujeres Indígenas de Manapiare (CHEJERU)

Red de Adolescentes y Jóvenes Indígenas de Amazonas (RAJIA)

Organización del Pueblo Indígena Baré (OPIBA)

Organización de Mujeres Indígenas Amazónicas (WANALEERU)

ONG venezolanas debatieron situación del país en la OEA

 

Este martes 21 de marzo, representantes de ONG venezolanas se dieron cita en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) ubicada en Washington para conversar sobre la situación política y de Derechos Humanos de Venezuela.

Gonzalo Himiob, director de Foro penal, Mercedes de Freitas, directora ejecutiva de Transparencia Venezuela, Marco Ponce, coordinador general del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social e inti Rodríguez, coordinador de investigación del Programa Venezolano de Educación- Acción en DDHH, Provea, fueron las voces delegadas de las organizaciones venezolanas.

El  Secretario general de la OEA, Luis Almagro, abrió el debate, basando su intervención en los hallazgos sobre la situación del país que fueron presentados en un primer informe el pasado 30 de mayo de 2016, un día antes de invocar la Carta Democrática para Venezuela, y casi un año después dicho documento fue actualizado y presentado nuevamente por el diplomático ante el Organismo, persistiendo en la necesidad de que se aplicara la medida diplomática al país.

“El gobierno no se puede juzgar a sí mismo,lo tienen que hacer los ciudadanos.Por eso es tan importante el papel de la sociedad civil”

Entre los puntos tratados por Almagro en el debate están: la preocupación porque los ciudadanos no pueden ejercer sus derechos frente a un gobierno autoritario; la existencia de presos políticos. “El gobierno de Venezuela no se ha convertido solamente en una dictadura, sino también en una especie de tiranía”; asimismo mencionó el caso de los sobrinos de la Primera Dama como indicio de las vinculaciones de altos funcionarios del gobierno con el narcotráfico. Otros temas puesto sobre la mesa fueron la escasez de alimentos y medicinas, la inflación, la mortalidad infantil. Además enfatizó en la importancia de la contraloría social. “El gobierno no se puede juzgar a sí mismo,lo tienen que hacer los ciudadanos.Por eso es tan importante el papel de la sociedad civil”.

Para concluir su intervención dijo que todos los ciudadanos venezolanos necesitan justicia y ratificó el compromiso de la Organización en “trabajar juntos para recuperar la democracia”.

“Desde enero del 2014, hemos registrado más de 6 mil arrestos por causas políticas, por ejercer sus derechos constitucionales”

Gonzalo Himiob fue el primero de los representantes de las organizaciones en tomar la palabra para exponer las violaciones a la libertad personal que ha ejecutado el gobierno de Nicolás Maduro por razones políticas. “Desde enero del 2014, hemos registrado más de 6 mil arrestos por causas políticas, por ejercer sus derechos constitucionales”. Aseguró que hasta la fecha, según estadísticas de Foro por la Vida, existen 115 detenidos políticos. Recordó, de igual manera, a las personas que han sido privadas de libertad y a quienes no se les ha garantizado el derecho a la justicia.

Mercedes de Freita expuso la situación del país desde el trabajo que viene haciéndose en la organización que preside. Planteó dos elementos claves: “falta de separación de poderes y corrupción enquistada que convierte a ese dúo en un círculo vicioso donde se alimenta uno al otro”.

Señaló que en 2016 el indice de percepción de corrupción en el caso venezolano es de 17 sobre 100, según Transparencia Internacional. Asimismo explicó que los estudios desde 1995, cuando se introdujo esta medida estadística, siempre han arrojado resultados poco favorables, sin embargo con el paso de los años, contrario a otros países que han hecho esfuerzos en la lucha contra la corrupción, reflejados en los resultados del estudio de la organización, Venezuela ha desmejorado en esta materia.

“Hace falta rendición de cuenta para controlar la corrupción… No solo tenemos informes vacíos acerca de la gestión del Estado sino que ni siquiera tenemos información pública”

Otro de los puntos abordados por De Freitas, fue el referido a cómo el país cumple con las características teóricas de lo que se denomina corrupción: Monopolio, control del Ejecutivo sobre el resto de los poderes: judicial, electoral, ciudadano y además su dominio sobre el aparato económico. Todo ello conduce a otros elementos clave cuando De Freitas habla de corrupción: opacidad de cifras oficiales. “Hace falta rendición de cuenta para controlar la corrupción… No solo tenemos informes vacíos acerca de la gestión del Estado sino que ni siquiera tenemos información pública. La solicitud de acceso a la información nos está negada porque el tribunal supremo ha legalizado la opacidad”. Y para finalizar su intervención,habló del nepotismo que el gobierno ha implantado.

A Transparencia Venezuela le siguió el Programa Venezolano de Educación- Acción en Derechos Humanos, Provea, con Inti Rodríguez, quien arrancó su intervención explicando por qué a partir del 20 de octubre de 2016 Provea catalogó al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura moderna, como es recordado el gobierno de Alberto Fujimori en Perú a finales de la década del noventa.

“En 2015, a ocho meses de la creación de los Operativos de Liberación del Pueblo (OLP) se detuvieron 20 mil personas”

En ese sentido, explicó cómo el gobierno venezolano, electo por voto popular “usó la democracia para extinguir la libertad y los derechos”; ha venido prolongando un estado de emergencia que “viola los derechos humanos y quebranta la democracia”. También habló de la militarización del Estado y la seguridad ciudadana como política. “En 2015, a ocho meses de la creación de los Operativos de Liberación del Pueblo (OLP) se detuvieron 20 mil personas; además, hasta ahora, 976 viviendas fueron demolidas en el marco de OLP violando derecho a la vivienda”.

Tocó el tema de la crisis humanitaria, situación que las organizaciones de la sociedad civil ha venido documentando, y de la negativa del gobierno a aceptar la cooperación internacional por parecerle una forma de injerencia extranjera. Expresó, asimismo, la preocupación de las organizaciones y activistas de DDHH, frente a las amenazas del presidente Nicolás Maduro hacia quienes apoyen y promuevan la activación de la Carta Democrática. “el propio presidente ha dicho qué hay que poner mano de hierro a quienes soliciten Carta Democrática”.

El activista explicó cómo la situación económica ha empobrecido y afectado a los ciudadanos y específicamente a los sectores más vulnerables. “Es importante el apoyo de la OEA para que Venezuela vuelva a la democracia”, concluyó.

Marco Ponce, del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, abordó la crisis de Venezuela desde lo que la organización viene investigando: las protestas sociales. Afirmo que “estamos frente a un gobierno indolente que no responde a las necesidades de la población”.

“En 2016 registramos más de 850 saqueos a nivel nacional, y hubo al menos 6.700 protestas en el país tanto en zonas urbanas como en zonas rurales”

Expuso que más del 70% de las protestas se deben a la exigencia de derechos económicos, sociales y culturales. “En 2016 el 26% de las protestas fue para exigir derecho a la alimentación”. Señaló que desde 2015 los ciudadanos tomaron las calles por la crisis de seguridad alimentaria caracterizada por la escasez. También expresó su preocupación por el aumento de este fenómeno en el país. “En 2016 registramos más de 850 saqueos a nivel nacional, y hubo al menos 6.700 protestas en el país tanto en zonas urbanas como en zonas rurales”.

En este sentido, explicó que, al contrario de lo que quiere hacer ver el gobierno, las protestas no están siendo dirigidas por partidos políticos ni gobiernos extranjeros. “La gente está protestando por la ausencia de garantía de derechos humanos. Hay crisis de servicios básicos como el agua y la electricidad”.

Otra preocupación que manifestó Ponce fue por la ausencia de correctivos en las políticas públicas para incidir en que la crisis social disminuya. “El gobierno está tomando medidas inconstitucionales que afectan a la población y agudizan los conflictos. Hace apenas una semana se intervinieron panaderías. Son medidas autoritarias que no llegan al origen del problema.”

Además, señaló que el pueblo venezolano sigue “con espíritu democrático exigiendo al gobierno que cumpla con la Constitución”, e indicó que en el año en curso las protestas seguirán, que frente a esta situación “es importante la compañía de la comunidad internacional a los ciudadanos venezolanos”.

Consideró que hay un panorama social pero también un panorama político- electoral de la crisis. Este último, afirmó, “se está convirtiendo en un gran espiral de conflictividad social que pudiese levarnos hacia un estallido social”.

Finalizó describiendo “el escenario dantesco” de las personas que se alimentan de desperdicios. “cada día que pasa, sin acciones concretas, va en contra de la calidad y la dignidad del pueblo de Venezuela”.


Prensa Provea