UE : Instalación de la ANC y la destitución de Fiscal General debilitan el retorno pacífico al orden democrático en Venezuela

DECLARACIÓN DEL PORTAVOZ SOBRE LA SITUACIÓN EN VENEZUELA
(traducción de cortesía)

Bruselas, 07/08/2017 – 11:57 – UNIQUE ID: 170807_4

La instalación de la asamblea constituyente y sus primeras actuaciones, incluyendo la remoción de Luisa Ortega de su cargo como Fiscal General, han debilitado aún más las posibilidades de un retorno pacífico al orden democrático en Venezuela, contrariamente a las recientes afirmaciones de que la paz y la democracia se verían beneficiados. Ello también ha aumentado la polarización de una sociedad ya dividida.

La UE recuerda que no existen alternativas al respeto de las instituciones legítimas, a la separación de poderes y al respeto de los derechos de los ciudadanos de expresar libremente sus opiniones políticas. El gobierno venezolano tiene  la responsabilidad de garantizar el respeto de la Constitución de Venezuela. La UE reitera su llamado a todos los actores en Venezuela a trabajar en pro de la implantación de la confianza necesaria para el logro de una solución negociada a la crisis institucional.

Esperamos que el gobierno de Venezuela libere urgentemente a todos los presos políticos y asegure el respeto del estado de derecho y de los derechos humanos.

La UE continuará trabajando con todos los partícipes -nacionales e internacionales- para asegurar el apoyo adecuado a un  retorno no violento al orden democrático y la solución de la situación económica y social del pueblo venezolano.

Contacto de Prensa:

https://eeas.europa.eu/headquarters/headquarters-homepage/789/eeas-press-team_en

Share

No a la constituyente

Carlos Nieto Palma | Al momento de escribir estas líneas faltaban como 85 horas para que se iniciara el inconstitucional proceso constituyente convocado por el dictador de Venezuela con el fin de perpetuarse en el poder, ya son más de 115 días de protesta que nos ha dejado un saldo de 126 personas fallecidas en el contexto de las protestas según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social hasta el 26/07/17.

En los últimos días la represión ha aumentado considerablemente contra todo aquel que piense diferente, los cuerpos de seguridad del régimen se han convertido en los grandes opresores de la mayoría que los venezolanos que estamos en desacuerdo con que el domingo se efectué la elección de una asamblea nacional constituyente, así en minúsculas.

El Secretario General de la OEA Luis Almagro en su tercer informe sobre Venezuela presentado ante el Consejo Permanente de la OEA, nos da un panorama de lo que vivimos y dice “Las acciones emprendidas por las fuerzas de seguridad bajo la dirección de ese Régimen constituyen un ataque deliberado y sistemático a las vidas y la seguridad del pueblo venezolano. Se aprovechan de la inanición de su población. La violencia se intensifica y el aparato de seguridad recrudece sus acciones. El temor que albergamos en nuestras mentes, pero que tenemos mucho miedo de mencionar en voz alta, es que esta situación pueda llegar a convertirse en un baño de sangre. Lo único que queda claro es que este Régimen no tiene en cuenta los derechos humanos de su pueblo ni la vida de sus ciudadanos. Ya ha decidido que 75 vidas es un precio que está dispuesto a pagar para seguir aferrándose al poder. ¿Cuántas más víctimas pueden tolerar la comunidad internacional? La violencia continuará hasta que las autoridades reconozcan que tendrán que hacer frente a las consecuencias de sus actos y a las de sus subordinados”.

Estamos al borde de una guerra civil de consecuencias inimaginables, la dictadura solo lucha por mantenerse en el poder, sin importar los resultados, no le bastan los muertos, los cientos de presos por protestar, su único afán es seguir gobernando a un país donde la gran mayoría del pueblo los rechaza.

Nicolás Maduro y su camarilla se han puesto de espalda a los venezolanos, de espalda al respeto de los derechos humanos y su único objetivo es apropiarse de manera indebida de nuestra patria y para eso van a usar la constituyente. Ya vemos las amenazas que el mismo dictador y su más cercano colaborador Diosdado Cabello han hecho de eliminar lo poco que queda de institucionalidad en Venezuela y arrodillarlo a sus pies. Ya anunciaron la disolución de la Asamblea Nacional, la destitución de la Fiscal General de la Republica, más restricciones a la libertad de expresión, en lenguaje sencillo convertirnos en una nueva Cuba, llena de hambre y miseria, de venezolanos encarcelados por pensar diferente.

Las fronteras venezolanas son una muestra del caos que vivimos en Venezuela, solo el pasado 24 de julio, según informes del departamento de inmigración colombiano, 26.000 venezolanos cruzaron la frontera huyendo de la dictadura. Cualquier salida es válida antes de vivir el horror que se vive en Venezuela. Nos están dejando sin país.

Es grave lo que estamos viviendo, es triste ver a la gente comiendo de la basura, o la delgadez de mucha gente conocida ante la indiferencia de una dictadura que solo busca su beneficio y el de su gente que son los únicos que no pasan trabajo en este país actualmente.

Lo único que tengo claro es que mi voto no avalara la destrucción de Venezuela por eso digo no a la constituyente

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú en un pronunciamiento conjunto presentado el pasado 26/07 en la reunión de representantes de la OEA manifestaron “Instamos al gobierno de Venezuela a suspender su llamado a la asamblea nacional constituyente, que implicaría el desmantelamiento definitivo de la institucionalidad democrática y sería contrario a la voluntad popular expresada el 16 de julio”.

Lo más sano para el país es que la convocatoria del próximo domingo sea suspendida, con la dinámica del país no sé qué pueda haber pasado del miércoles (Cuando escribo esto) al viernes, lo único que tengo claro es que mi voto no avalara la destrucción de Venezuela por eso digo no a la constituyente.

Share

Amnistía Internacional | Venezuela: Prohibición de protestas sienta bases para violaciones masivas de derechos humanos

El plan de seguridad anunciado antes de las elecciones para la Asamblea Constituyente en Venezuela este domingo está sentando las bases para una nueva ola de violaciones masivas a los derechos humanos, dijo Amnistía Internacional.

“La prohibición de protestas en Venezuela no hará más que empeorar una situación increíblemente volátil,” dijo Erika Guevara-Rosas, Directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“En vez de intentar silenciar el creciente descontento popular, las autoridades deben encontrar soluciones factibles a las razonables demandas de la gente. El continuar castigando a las voces disidentes no hará más que sumergir al país en una crisis aun más profunda.”

El plan de seguridad del gobierno de Venezuela incluye planes – tales como el despliegue de personal militar y expertos para lidear con crímenes electorales y militares – que pueden facilitar una nueva ola de violaciones a los derechos humanos.

Desde que las protestas comenzaron el 4 de Abril, más de 100 personas han sido asesinadas y más de 1,400 fueron heridas, de acuerdo a cifras oficiales.

Las autoridades venezolanas llamaron a elecciones para la Asamblea General Constituyente, que tundra lugar el 30 de Julio. La Asamblea tundra el poder de re escribir la constitución del país.

Algunas personas en Venezuela han reportado amenazas e intimidación para participar en las elecciones.


Amnistía Venezuela

Fuente Provea 

Share

CODEHCIU exige al presidente Nicolás Maduro retirar la convocatoria a la constituyente y a los funcionarios públicos abstenerse de votar en ella

Puerto Ordaz, 29 de julio de 2017

La Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía CODEHCIU, organización no gubernamental, sin fines de lucro, dirigida a la educación, promoción y defensa de los derechos humanos y los valores democráticos en el estado Bolívar, exige al Presidente de la República, Nicolás Maduro, retirar la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) originaria convocada el 1º de mayo, por ser violatoria de derechos humanos constitucionales, y atentar contra la expresión de la voluntad popular del pueblo en ejercicio de su soberanía.

El Artículo 347 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) establece que “El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar a una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”  por tanto, la manera unilateral, inconsulta e impuesta, sin contar con reglas y bases claras, y afectando el derecho al sufragio libre, directo, secreto y universal consagrado en el artículo 63 constitucional la vician de nulidad y la convierten en un acto fraudulento que contraviene los principios y derechos constitucionales, significando un retroceso en el principio de progresividad de los derechos humanos establecido en el artículo 19 de la CRBV, y de los valores democráticos que inspiran la Carta Magna de 1999.

El informe completo está disponible aquí.

Publicado por CODEHCIU

Share

Declaración de la alta representante en nombre de la Unión Europea sobre la situación en Venezuela

Declaración de la alta representante, Federica Mogherini, en nombre de la UE, sobre la situación en Venezuela previa a la elección de la Asamblea Constituyente del 30 de julio de 2017

La escalada de tensión política y violencia en Venezuela ya se ha cobrado demasiadas vidas y causado incontables heridos en las casi diarias manifestaciones. Ya es hora de poner fin a esta violencia. Los numerosos informes sobre las violaciones de los derechos humanos, el uso excesivo de la fuerza, las detenciones masivas y los juicios a civiles por tribunales militares son una fuente de preocupación. La UE espera que las autoridades venezolanas respeten la Constitución y el Estado de Derecho y garanticen el respeto de los derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho a la manifestación pacífica.

El respeto a la Asamblea Nacional, legítimo órgano legislativo, y la independencia del fiscal general, que debería poder actuar sin obstáculos y sin miedo a intimidaciones o amenazas, son elementos cruciales para preservar la confianza de los ciudadanos en el Estado y en el sistema judicial.

Todas las autoridades públicas y todos los actores políticos deben asumir sus responsabilidades. El pueblo venezolano está viviendo en condiciones muy difíciles, con graves carencias de alimentos y medicamentos. Se necesitan con urgencia soluciones comúnmente acordadas para aliviar el sufrimiento de la gente.

Para la sociedad venezolana la convocatoria de una Asamblea Constituyente es una medida controvertida, por ello se corre el riesgo de que polarice más al país y aumente el peligro de confrontación. El Gobierno debe tomar medidas urgentes para restablecer la confianza antes del 30 de julio, como hizo al permitir que Leopoldo López pasara de la prisión al arresto domiciliario, a fin de rebajar la tensión y crear mejores condiciones que permitan la reanudación de los esfuerzos hacia una solución pacífica negociada.

La UE pide al Gobierno y a la oposición que vuelvan a abrir los cauces del diálogo y reanuden unas negociaciones políticas serias, en interés del país en su conjunto.

En este contexto, la UE propugna, y está dispuesta a apoyar de cualquier forma posible, la creación de un «grupo de amigos» regional, aceptado por Gobierno y oposición, para ayudar en el empeño de los actores políticos de Venezuela por alcanzar una solución pacífica, democrática e integradora a la crisis de su país. Al hacerlo, no será posible renunciar a ninguna de las cuatro condiciones esenciales para cualquier compromiso satisfactorio: respeto de la separación de poderes, liberación de los oponentes políticos encarcelados, cooperación exterior para abordar las necesidades más urgentes de la población y fijación de un calendario claro para las elecciones previstas constitucionalmente, con el fin de que el pueblo venezolano pueda expresar su voluntad mediante el sufragio libre, directo y universal.

La Unión Europea reitera su disposición a cooperar con las autoridades venezolanas para garantizar la asistencia, la protección y la seguridad de todos los ciudadanos europeos que se encuentran en Venezuela.

Publicado por el Consejo de la Unión Europea 

Share